Otro sitio más de WordPress.com

LA VACUNA CONTRA LA VIRUELA EN AMÉRICA Y CHOTA

LA VACUNA CONTRA LA VIRUELA EN AMÉRICA Y CHOTA

Mi buen paisano y amigo, el Dr. Eduardo Corchero Rodríguez, me sorprende esta mañana con unos datos que me llevan a dedicar otra página a la apasionante historia de Chota. Gracias, Eduardo, por compartir lo que sabes es mi preocupación permanente. Y como buen profesional de la medicina me introduce en un tema interesantísimo.

La corbeta militar María Pita partió el 30 de noviembre de 1803, de la Coruña rumbo a América, con una valiosa carga a bordo: La vacuna de la viruela.

Para conservar la vacuna en perfectas condiciones durante el trayecto, en una época donde no existía dispositivos para su refrigeración, se pensó en transportarla en un “recipiente humano”, es decir, inyectada en la piel de personas que no hubiesen padecido viruela.

Se contó para ello con 22 niños huérfanos de entre 8 y 10 años del hospicio de la Coruña, quienes fueron los protagonistas de esta empresa.

El método de transmisión consistía en realizar en sus brazos una pequeña incisión con un bisturí, colocándose en la herida el virus sanador; se iba transmitiendo de brazo a brazo, mediante el contacto de las heridas, operación que se hacía cada diez días para mantener en forma activa el virus.

La expedición se completaba con 500 ejemplares de ‘Tratado histórico y práctico de la vacuna’, un manual para enseñar a los médicos locales la técnica antivariólica, así como varias muestras en el portalinfas clásico.

La Expedición Balmis fue la primera campaña médica internacional. Llevada a cabo por mandato del Rey de España, Carlos IV y efectuada por el médico alicantino Francisco Javier de Balmis. Una expedición de carácter filantrópico que dio la vuelta al mundo con el objetivo de llevar la vacuna de la viruela a todos los rincones del mundo que aún no tenían acceso a ella. Fue una hazaña científica jamás antes realizada y que salvó la vida a millones de personas de América y Asia.

A la isla de Cuba llegaron en febrero de 1804 y desde allí se trasladaron a Venezuela, Cuba y México. Fue en este último país donde la expedición se dividió: el grupo dirigido por Balmis siguió la ruta hacia el norte y llegó hasta Filipinas, introduciendo la vacuna en Asia, y el dirigido por Salvany recorrió Sudamérica en una iniciativa en la que miles de personas quedaron protegidas ante la viruela. La misión conllevó el establecimiento de centros de inmunización, la reación de registros y la instrucción de médicos, barberos y cirujanos.
Dos siglos después, se rememora el éxito de extender la vacuna de la viruela, el primer tratamiento de inmunoterapia contra una enfermedad.

Este año, con la novela histórica “A Flor de Piel” , Javier Moro narra la misión humanitaria de 1803, en busca de la cura para la entonces mortal viruela. Las ideas del científico Jenner, habían llegado a oídos de un brillante médico español, que se ofreció a llevar la vacuna por todo el reino de Carlos IV, incluidas las colonias. Una expedición de niños salió de La Coruña, inoculándose progresivamente el virus atenuado para que este llegase “fresco” a las Américas. La joven coruñesa Isabel Zendal – pieza fundamental del proyecto- está considerada por la OMS como la primera enfermera de la historia en misión internacional. Un relato brillante que, como siempre, da una lección “legible” de historia de España y de historia universal. Una lectura recomendada para las tardes de este verano, ya sea junto a la brisa del mar o bajo las aspas de un ventilador.

Y es precisamente en “A flor de piel” donde entra nuestra querida Chota, pues ahí llegó con la vacuna en 1085 como leemos en la página 64 el Dr. Salvany   y en la página 374 hace mención a que en Chota hubo negativa de la población a vacunarse, al parecer porque había comercio ilícito de vacunas caducadas.

762487b73ce7dcc053db4adcc5ba1c01

Lámina que muestra los diferentes estadíos en la superficie cutánea de las personas vacunadas. Grabados del artista valenciano Juan Ximeno.Biblioteca y Museo Histórico-médicos. Valencia.

 VACUNA CONTRA LA VIRUELA

 

Severiano de Cáceres Anaya

Madrid, 12 julio de 2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s