Otro sitio más de WordPress.com

Más reciente

Diversas formas de escribir el apellido: Tantallán, Tantalean, Tantalian..

Aunque he mostrado documentos en los que, como me indicaba amicalmente Jesús Carranza, pareciera que son distintas familias, distintas parcialidades, que no son los mismos:

Carta de poder otorgada por Lorenzo de Ulloa, vecino de Trujillo al gobernador de la provincia de Guambos, Cristóbal Tantalián.

Pedro Tantallatas, Alcalde Ordinario y Procurador de los naturales del partido de Chota entre 1760 y 1770.

“En 1657, en la numeración de los indios tributarios de las tres y cuatro guarangas reducidos en el pueblo de Chota, en específico de Bambamarca y su pachaca que es mandón Bartolomé Guamanticlla, considera a tres tributarios con el apellido Tantallatas, y son:

Francisco Tantallatas

Juan Tantallatas

Cristóbal Tantallatas

De la pachaca de Tacabamba que es principal Sebastián Condoranchay, aparecen:

Pablo Tantallatas

Juan Tantallatas

Domingo Tantallatas

Francisco Tantallatas

De la Pachaca de Niepos – Chonta que es principal Juan Tantalián, aparecen:

Miguel Tantalián

Cristóbal Tantalián.

Es decir los apellidos Tantalian y Tantallatas son de diferentes parcialidades, no son los mismos”.[1]

Don Cristóbal Tantalián, gobernador de la provincia de los Guanbos,

En los siguiente documentos se puede observar que unas veces escriben Tantallán y otras Tantalean, Tantalian. Es decir, que el problema está en que los escribanos que, incluso en el mismo documento, a la misma persona le escriben distintamente el apellido Tantallán, Tantalean, Tantalian…

Don Pedro Tantalean es Indio principal de una parcialidad. Hijo de él es Isidro Tantalean, Indio principal de la parcialidad de Callana y a su vez es el padre de Laurencio Tantalean, que es el que presenta el escrito.

El documento afirma, que el nombre primigenio de Chota, es “Todos los Santos de Chota”

1º.- En 1792, Laurencio “Tantallán” pide certifiquen la partida de su madre Dña. Nicolasa Monteza (Llama)

“Laurencio “Tantalean”, vecino del pueblo de Todos los Santos de Chota… solicita certificación de la edad de mi señora madre Nicolasa Monteza…y a continuación otra aclarando quién fue mi padre…” Firma Laurencio Tantaleán, Llama y junio de 1792”[2].

1.-Primera.png 

2.- En un escrito de 1795 lo escriben Tantalián:

En el pueblo Todos los Santos de Chota, a los cinco días del mes de octubre de mil setecientos noventa y cinco…Laurencio Tantalián, de esta vecindad….”[3].

2.-Segunda.png

3º.-“D. Clemente García Samamé, Presbítero, Examinador Vinc. De este Obispado…”Certifico en cuento puedo, y ha lugar, en dicho a los que la presente vieren que en un libro forrado en pergamino amarillo a f. 142 encontré una partida cuyo tenor a la letra es como sigue

Año del Señor de mil setecientos y veinte siete, en veinti cuatro días del mes de febrero. En esta Santa Iglesia de San Lorenzo de Llama. Yo el padre Predicador Fray Santiago Vílchez (De licencia Parrochi) Baptise, puse óleo y crisma a una niña a quien puse por nombre Nicolasa de edad de tres meses. Española, hija legítima de Francisco Montesa, y Da. Manuela Bonilla, fue su padrino Juan de Zaldivar a quien advertí su obligación y parentesco y pata que conste lo firmé, siendo testigos Don Gerónimo De Toro y Martín Guatay. Fray Santiago de Vilches. Según parece de su original de donde le saco este traslado a pedimento de su parte legítima….Clemente García Samamé”.

“Certifico yo el infra escrito que el que lo presenta es hijo legítimo de Dn. Isidro Tantalean, Indio Principal de la parcialidad de Callana,( hijo legítimo del Gobernador D. Pedro Tantalean así mismo Indio principal de otra parcialidad y de Rosa Montesa mestisa) y Doña Nicolasa Montesa, Española según lo acredita la fe de su partida, y respecto de costarme que el que lo presenta goza de los fueros de su madre, para la libertad del quinto y demás efectos que le convengan, doy la presente en el Pueblo de San Lorenzo de Llama a los doce días del mes de Junio de mil setecientos noventa y dos años. Clemente García Samamé”[4].

4.-Cuarta.png

4º.-“Don Andrés García y Covímo, en nombre de D. Laurencio Tantalean y Monteza, del Pueblo de Llama, de la Provincia de Guambos, y en viendo de su poder que en de vida forma presentó ante Ud. según parezco y digo: Que como consta en los documentos que así mismo presento a mi parte es Lexitimo sucesor a la Capellanía que fundó D. Antonio Monteza[5], la qual se halla hoy en esa misma dispensando, y para podre alegar más conforme y esforzar el derecho de mi parte se ha de servir Ud. mandar se me comuniquen los autos de la Notaría en el mando en que se hallen para el término…

Mi parte es notoriamente pobre y por esto mismo no ha podido esclarecer su derecho como corresponde, viéndose acaso precisado al dejarlo perecer, que la piedad de Uds. no ha de permitir para lo que =

A Ud. pido y suplico sirva haber por presentado el Poder, y documentos Relacionados y en su mismo término por parte lexítima en la causa, mandando se me comuniquen. Firma Andrés García y C.”[6].

5.-Quinta.png

Madrid, 18 de Abril de 2018.

Severiano de Cáceres Anaya

[1] Jesús Carranza Rimarachín, comunicación personal vía email año 2014-15. (En ARC. ESCRIBANO: Saldaña Pinedo, Pedro de: Leg.99 – I: 1659 – 65).

[2] Archivo Obispado de Chota .Aparecen estos documentos en páginas sueltas en los libros de Defunciones de la Parroquia San Juan Bautista de Huambos de los años 1816 -1849 Libro 14. Consultado en Microfilmación realizada por la Sociedad Genealógica de Utah. (Centro Historia Familiar. Madrid) .Foto 1973

[3] Ibídem. Foto 1975

[4] Ibídem. Foto 1974.

[5] Capellanía es una fundación perpetua hecha con la obligación de cierto número de misas u otras cargas espirituales que debe cumplir el poseedor en la forma y lugar previstos por el fundador, éste segregaba de su patrimonio unos bienes que se destinaban a la manutención del clérigo poseedor de la capellanía, el cual se comprometía a celebrar en una capilla un cierto número de misas…

La RAE dice: 1. f. Fundación en la que ciertos bienes quedan sujetos al cumplimiento de misas y otras cargas pías. capellanía colativa1. f. capellanía que el ordinario erige en beneficio, reservando para sí la colación.

capellanía laical1. f. capellanía en que no intervenía la autoridad eclesiástica.

[6] Ibídem. Foto 1976.

Anuncios

Pequeña propuesta a Villanueva de la Sierra para que su Fiesta del Árbol tenga vida y no sea flor de un día y música de una tarde.

Muchísimas propuestas, actividades, proyectos… se hacen en Villanueva con motivo de la Fiesta del Árbol y a lo largo de todo el año. Mi felicitación y aplauso, adelante, no se cansen nunca. Además es la marca que tenemos todos lo que vimos la luz en las faldas de la Sierra de Dios Padre. Estemos aquí o allí, somos “mensajeros, propagadores, sembradores…de árboles”, jardineros de la “madre Tierra” o la “Pachamama” que dirían los Incas.

Sí, no es solo tomar unos vinos y unos bailes, que está muy bien alegrarnos, ya lo enseñó Don Ramón Bacas Roxo: “Hubo fiesta, música, buena comida y baile”. Me gusta la definición de la RAE Acto o conjunto de actos organizados para la diversión o disfrute de una colectividad”, también la de John F. Kennedy “En los tiempos de crisis interna, los hombres de buena voluntad y generosidad deben ser capaces de festejar”.

Más bien para que siempre haya motivos de fiesta y alegría va la “pequeña propuesta

Algunos ya lo hacían hace muchos años:

Hay un premio importante que ya el año 1952 dedicó al tema de la repoblación española sus trabajos, se trata de “EL PREMIO “AURELIANO LOPEZ BECERRA”. Reunido con fecha 9 del actual (1952), el Jurado encargado de juzgar los trabajos presentados al Premio mensual “Aureliano López Becerra”, de la Dirección General de Prensa, correspondiente al mes de marzo último, con el tema sobre “La repoblación forestal española considerando al árbol como uno de los factores básicos de la riqueza nacional”, en cumplimiento de lo preceptuado en la base sexta de la orden de fechar de marzo de 1952, acordó otorgar el premio al “Hombre , tierra y árbol”, original de Juan Solano”[1]. (Crítico taurino con el nombre de “Desperdicios”)

Y el premiado fue Juan Solano con unas palabras finales de su artículo muy dignas de ser proclamadas también hoy:

“El día que un pueblo se quede sin árboles, Se dirá que esta muerto. No de pobreza y dé miseria sólo. Muerto por falla de sensaciones vitales. Será un pueblo donde la creación perdió su belleza. Falto del gozo de los sentidos y que el alma también desarbolada. No sabrá de la llegada del viento, ni de la fecundidad de la lluvia, ni de la templanza del clima, que son Regalos del Dios de los Cielos a los pueblos con árboles.

Plantemos árboles. Pero no una repoblación de fiesta del árbol. Arboles en fiesta de campos repoblados, que antes lloraron su soledad sin sombra.

Árboles en el albero del llano, en el desmantelado cerro, en el monte tundido por hacha devastadora. Contra los cascos de los caballos de Atila, manos piadosas que abran alcorques para plantar árboles.

Una España arbolada, movida por el eje de su riqueza forestal. Como la vigorosa arboladura de su espíritu, que la impulsó a tantas empresas históricas.

Esta es su gran empresa de hoy.

¡Ay de los pueblos desarbolados!”[2].

Juegos Florales en Villanueva de la Sierra año…..

Tema central: El Árbol.

Un premio de 300 euros y diploma al autor de la mejor clasificación en prosa de las distintas variedades de árboles que existen en Villanueva de la Sierra, indicando los nombres respectivos, haciendo una breve descripción de cada uno, y señalando cual es el árbol más conveniente para la repoblación forestal en Villanueva de la Sierra.

Quien dice la prosa, poesía, pintura, cuidado de jardines familiares, trabajos de repoblación forestal, periodismo, espero por los olivos, viñas, huertos…

Viveros de árboles forestales, frutales y ornamentales para el pueblo y toda la comarca…

Como es solo una pequeña propuesta creo que basta. Ya que al cumplirse los 200 años hice llegar también, a petición de la concejala delegada de la Fiesta del Árbol, otras propuestas tanto para la celebración como para que no “sea flor de un día y música de una tarde”.

-Sierra de Dios Padre, con Juan Ramón Jiménez, expreso mi dolor

Me da pena cuando veo

En la primavera verde algún arbolillo seco[3].

-Sierra de Dios Padre me alegro con los brotes de tallos por aquí y por allí…

Hora a hora, un insignificante tallo

Se atreve cada marzo

A mirar de abajo arriba,

Atraviesa el granito o el asfalto,

Sortea la metralla, el peso del tractor

Y el de las terribles miradas…”[4]

-Sierra de Dios Padre, árboles, árboles, muchos más árboles en tus faldas.

Marzo marcea, Abril se abre.

Mayo delira. El Corpus Sangra.

Árboles de la primavera.

Árboles del soto.

Árboles del bosque.

Árboles de la vida.

Árboles, árboles, árboles.

Daos prisa, yemas, hojas[5]

-Sierra de Dios Padre, bendición para los olivos de Villanueva.

Olivares y olivares

De loma en loma prendidos

Cual bordados alamares!

Olivares coloridos

De una tarde anaranjada;

Olivares rebruñidos

Bajo la luna argentada!”[6].

-Sierra de Dios Padre, pulmón y vida de Villanueva.

La gracia de tu rama verdecida

“Árbol, buen árbol, que tras la borrasca
te erguiste en desnudez y desaliento,
sobre una gran alfombra de hojarasca
que removía indiferente el viento…

Hoy he visto en tus ramas la primera
hoja verde, mojada de rocío,
como un regalo de la primavera,
buen árbol del estío.

Y en esa verde punta
que está brotando en ti de no sé dónde,
hay algo que en silencio me pregunta
o silenciosamente me responde.

Sí, buen árbol; ya he visto como truecas
el fango en flor, y sé lo que me dices;
ya sé que con tus propias hojas secas
se han nutrido de nuevo tus raíces.

Y así también un día,
este amor que murió calladamente,
renacerá de mi melancolía
en otro amor, igual y diferente.

No; tu augurio risueño,
tu instinto vegetal no se equivoca:
Soñaré en otra almohada el mismo sueño,
y daré el mismo beso en otra boca.

Y, en cordial semejanza,
buen árbol, quizá pronto te recuerde,
cuando brote en mi vida una esperanza
que se parezca un poco a tu hoja verde…”[7].

 Madrid 8 abril de 2018.

Severiano de Cáceres Anaya

 [1] ABC, jueves 10 abril de 1952. Edición de la mañana Pág. 18.

[2] Juan Solano (Premio Aureliano López Becerra: Periodista guipuzcoano, nacido en Irún en 1880 y muerto en Bilbao el 13 de febrero de 1956. López Becerra fue un magnífico periodista y escritor, y un sobresaliente critico taurino), “Hombre, tierra y Árbol”. Diario de Burgos. Año LXII Nº 18982. 17 Abril de 1952.

[3] Jiménez Juan Ramón, “Piedra y cielo”, Taurus, Madrid, 1981.

[4] Primavera nuevamente (María Ángeles Maeso Arribas) (árbol en algún bosque , poemario de mujeres. http://www.poemariodemujeres.com/spip.php?article673

[5] Los árboles de granada Gerardo Diego) (Diego Gerardo, “Obras completas”, 3 vols. Alfaragua, Madrid 1989.)

[6] Antonio Machado (Los olivos) (Machado Antonio, “”Soledades. Galerías. Otros poemas”. Cátedra, Madrid, 2000).

[7] Antonio Machado, “Poema al árbol, año 1949. (Machado Antonio, “”Soledades. Galerías. Otros poemas”. Cátedra, Madrid, 2000).

 

Hablan de la Fiesta del Árbol y Villanueva durante el Siglo XX

Hablan de la Fiesta del Árbol y Villanueva durante el Siglo XX

Don Rufino Saúl Gordo, defensor de la fiesta del árbol.

Conocí, siendo niño, a Don Rufino y por su familiaridad tuve la suerte de ser su discípulo en el injerto de rosales. Amaba los árboles, las rosas…además de ser un hombre muy culto.

Ya en el año 1932 ejercía de secretario judicial habilitado según consta en el Boletín Oficial de la Provincia de Cáceres[1]. Y será la nota necrológica donde encontramos un ramillete de lo que fue en vida: “Don Rufino Saúl Gordo, poeta y escritor, académico de Italia y América, miembro correspondiente de las entidades culturales de España, Portugal y otros países hispanoamericanos. Falleció en Villanueva de la Sierra (Cáceres), el día 5 de octubre de 1971, a los 72 años de edad”[2].

Algunas distinciones ya habían sido relatadas el año 1965: “Nuevas distinciones a Don Rufino Saúl. Con gran satisfacción acabamos de informarnos de dos nuevos galardones americanos otorgados a nuestro querido colaborador e inspirado poeta don Rufino Saúl Gordo. Por un lado ha sido designado <<Miembro correspondiente de la Asociación Uruguaianense de Escritores y Editores» de Iruguaiana, de Rio Grande do Sud (Brasil), y «Miembro correspondiente del Circulo Literario Argentino Doctor M. Miguel Tagliaferro”, de Buenos Aires. Todo ello, sin duda, por su gran labor divulgadora española en América. Enviamos con estas líneas una entrañable enhorabuena a tan culto y dilecto amigo, Académico de Nápoles[3].

Ya el año 1921, el joven Rufino, había tomado su pluma, que unía a su sensibilidad por los sufrimientos de las familias en un artículo titulado “Tristezas de la vida”: Halando de la Navidad dice “¿Por qué no hemos de tener todos derecho a disfrutar proporcionalmente, como Dios manda, de la clemencia que nos ha legado nuestro Padre Común?…¡Cuántas familias en la Noche Buena de ahora, mientras la alegría revisa en algunas casas, en las de estas, solo habrá habido seguramente, frío y hambre…!” Rufino Saúl Gordo.(Rubén Skalpe)[4].

Como poeta es un asiduo colaborador en la Revista Alcántara de la Diputación de Cáceres, como la misma revista reseña:

1955: “Rufino Saúl Gordo, “Tríptico: Falsa amistad, La verdad y su antítesis y Justicia y Razón”[5]. (Son tres poesías).

1956: “Fama y dinero”[6].

1957: “Una apostilla sobre el poeta Casimiro de Brito, gran escritor lusitano, director de Prisma de Cristal”[7]. Y también escribe “Sonatina, Salutación a Ostos, dedicada a “ Mi caro y buen amigo Manuel Ostos Gabella…”[8].

1959: Estampas mitológicas “Clitemnestra y su pecado. Al gran amigo y laureado literato extremeño Pedro Romero Mendoza, director de Alcántara, con sincero afecto”[9].

1960: “Rincones pintorescos: Las Batuecas”. Y “¿Lobos?” [10].

1963: “Medallón Extremeño. Rufino Saúl Gordo, poeta que, en la paz de un serrano pueblo de la Extremadura Alta, Villanueva de la Sierra, ante el bello paisaje de la serranía, escribe inspirados versos para deleite de su soñador espíritu”[11].

1964: “Cielo azul” Y “Sutil vuelo”[12].

1967: “Estampa mitológica de Mercurio”[13].

1969: “Semblanzas: Pedro Romero Mendoza”[14].

En lo que se refiere a nuestro tema de la defensa de la Fiesta del Árbol hay dos artículos muy interesantes con datos sobre Villanueva y siempre citando “la fecha laudable de la Fiesta del Árbol” en Nuevo Día. Creo conveniente mostrarlos íntegramente para que aprecien su estilo, cariño por Villanueva y a la vez humildad cuando lo ensalzan.

Ante una información

Exégesis de “el poeta que colgó su lira”

Para mi buen amigo Cayetano cordialmente.

Motivos ciertos de mera familiaridad, han originado en mi una breve ausencia de esta localidad, de este pintoresco rincón extremeño que, en remotas fechas, fuera dependiente caserío del duque de Encinares, para pasar a ser luego la antigua Villanueva del Obispo y, más tarde, en fecha laudable, cuna de la Fiesta del Árbol, tan importante en la Pedagogía, de cuyo asunto podré ocuparme en ocasión más propicia con la amplitud que el mismo requiere.

Al regresar hoy a mis labores y, por consiguiente, a esta encantadora villa que vióme atravesar un día los umbrales de la existencia para vivir ahora en este lacrimoso valle, —ya sé que para algún iluso o descreído ha de resultar paradójica tal conceptualización- he procedido con avidez a la apertura de la escasa correspondencia que, «sobre la pintada mesa« de mi humilde despacho, espera ilustrarme en los arcanos que encierra, en el solo instante en que devoro lectura.

Pero he aquí, lector, que pasando por mi escudriñadora vista—que la divina providencia y Santa Lucia bendita me la conserven así muchos años —la Prensa diaria, escrito con amplios y romos caracteres, leo en uno de los ejemplares atrasados de Nuevo Día, de este «prestigioso periódico cacereño: «Al pasar, Obras realizadas y proyectos a realizar en Hernán Pérez.

El título no podio ser más sugestivo e interesante para mi. Y llevado. como es lógico, de lo curiosidad por tratarse del pueblo en el que honradamente viven mis deudos afines y en el que nació, además, la compañera de ml hogar, me propongo leer con verdadera delectación el texto íntegro de aludido artículo.

Este es harto galano y muy digno, a mi juicio, de la Cervantina Lengua; más no he de dejar de consignar que su lectura me ha sorprendido en extremo, ya que su autor y buen amigo mío, Cayetano Molina –con cuya antigua amistad, nacida en Cáceres, cuando yo cursaba el segundo grupo de las asignaturas del Magisterio, me honró muy mucho-, ditirámbica e inmerecidamente- se propone en el artículo precitado hacer la apología de mi exigua y más bien fútil labor literaria, conjeturándome como un privilegiado de las Musas y llamándome, al propio tiempo, el vate que hace versos selectos y enjundiosos, tanto por los pensamientos que los mismos encierran, como por la elegancia de sus formas, aparte otros muchos epítetos encomiásticos que me prodiga en tan lisonjero articulo.

De aquí, precisamente, lector, el que surja hoy en mi la evidente necesidad de tener que pulsar de nuevo ml empecatada péñola, que tanto tiempo ha permanecido ociosa y apenas si es conocida en el mundo de las Letras, para rehusar públicamente por suficientemente inmerecidos, tan altos honores como me hace el ilustre articulista.

Cierto que, en otras fechas más evocadoras y gratas, vieron la luz pública algunas composiciones mías, ora en <Voz Regional». periódico de la patria del inmortal Pizarro, ya en «Nuevo Diario, «Correo de la Mañana» de Badajoz, <El Pueblo Católico» de Jaén y en otros varios periódicos; pero, como dejo advertido, esto acaeció “allá en los tiempos de color de rosa” como diría el poeta, cuando todos los sueños son dorados.

Mas hoy, que tan deprisa caminamos en la vida, y que huelgan por completo los lirismos», que están casi en desuso, a no ser los de ciertos vates consagrados, no ha de resultar extraño, ni tampoco debe lamentarse mi amigo Molina de que yo colgara mi pobre lira y haya silenciado ésta hasta hace poco, que la descolgué con gran cuidado, por temor a romperla o hacerla malsonar… al objeto de dedicar a tan caro amigo en el notable periódico <El Adarve de Cáceres, un soneto de escasa Inspiración y, por ende, de menor enjundia.

Réstame ahora en este humilde artículo —si es que se me puede permitir aplicar tal nombre a estas modestísimas líneas—el testimoniar franca y noblemente mi agradecimiento al notable articulista, por el encomio con que ha sabido citarme en su primer trabajo periodístico sobre la monótona y pequeña villa de Hernán Pérez, cuya documentada información causa desde luego una certeza Innegable en cuanto afecta a las obras realizadas en la Inmediata villa referida.

Gracias, muchas gracias, amigo Molina, por su vertido incienso…, por el inmerecido honor que usted me hace en su plausible artículo, integrado por esa prosa que muy bien pudiéramos tildar, no ya de elegante y bella, de fluida y selecta, sino no de meramente realista, sencilla y amena.

Mi nombre es Rufino, como usted sabe, y, sin embargo, prefiero y preferiré siempre el llamarme o ser modesto en todas mis acciones y en todos mis actos.

Para usted, no obstante, querido amigo, deben ser los elogios, los enaltecimientos, y aplausos, ya que en su bien cortada e ilustre pluma vieron en todo momento las clases necesitadas, a las cuales perteneció usted siempre, para mayor galardón, más que una figura periodística, un verdadero protector de sus legitimas aspiraciones.

Rufino Saúl Gordo. Villanueva de la Sierra, 29 Agosto 1930”[15].

 Y el 7 septiembre en el mismo diario cita al álamo secular “cuyo feliz día de su plantación dio origen a nuestra importantísima y simpática Fiesta del árbol:

“Desde Villanueva de la Sierra.

“Don Rufino Saúl Gordon

Desde Villanueva de la Sierra.

Sofocación de un incendio

¿Verdad que hay que ser previsores, señores ediles?

En fa mañana del día 4 del actual y sobre la hora aproximada de las diez y cuarto, se desarrolló en esta villa un violento incendio en un local destinado a cuadra, de la pertenencia del vecino de eta localidad, don Vicente Paramio González, del comercio de esta plaza.

A las voces de alarma y toque de las campanas de Ia torre, puestos ya en conocimiento del suceso, acudieron al local incendiado fuerzas de la benemérita de este puesto y gran parte del vecindario de esta villa. Todos trabajaron denodadamente para sofocar el fuego, lo que consiguieron después de una hora escasa de con !bailados esfuerzos.

Gracias a estos valiosos elementos, a este esfuerzo personal y a la circunstancia de hallarse muy próxima al lugar del siniestro la hermosa fuente que existe instala de muy antiguo en la plaza pública, cuyos cuatro caños arrojan constantemente un enorme caudal de agua, que toda fué poca en tales momentos, además del considerable número de metros cúbicos, que de tan preciado liquido contiene siempre el pilón de la misma, el incendio no pudo adquirir mayores proporciones.

Las llamas destruyeron casi por completo el tejado de la cuadra incendiada y la mayor parte de las maderas que en la misma existían, habiendo sido también reducidos a cenizas unos ciento quince haces de heno y varios enseres y artefactos de importancia escasa. El fuego se propagó además a otras dos casas contiguas sin que llegara a causar daños de consideración.

Las pérdidas se cree no han de llegar a cuatrocientas pesetas; pero hubieran sido incalculables, sin duda, en caso de no haber contado con tan crecida colaboración para la total extinción de las amenazadoras llamas.

El Juzgado ha intervenido el asunto en virtud de denuncia interpuesta por don Vicente Paramio, quien estima muy probable que el fuego debió partir de la cocina del industrial de esta calidad don Valentín Simón Román. Sin embargo, este último señor considera que el fuego no pudo propagarse desde su casa, sino que debió más bien iniciarse en el local del señor Paramio, por la circunstancia de haber metido éste el heno completamente fresco en el local de referencia.

Nosotros nos atrevemos ahora a llamar la atención de las autoridades que integran la Corporación municipal de esta villa y particularmente la del señor alcalde, para que se den perfectamente cuenta de que estamos en pleno estío y de que durante días caliginosos corre más bien siempre el riesgo de poder pasar por sucesos tales corno el que acabamos de detallar.

Por tal concepto, esperamos que nuestro digno Concejo no deje desatendido el problema de aguas, tan importante para la vitalidad y necesidades de un pueblo, a fin de que no ocurra como hace poco, que se hallaban por completo cortadas las aguas abastecedoras de las fuentes de esta villa, con motivo de arreglos de la tubería, y cuyas obras entes demos se deben dejar para fechas más oportunas y no para ahora, porque de un momento a otro… —ya se sabe—puede surgir un nuevo incendio y entonces ¿con qué lo apagamos, si no tenemos agua?.

Hechas las anteriores y ligeras consideraciones, nos permitimos también, sin dudar—claro está—del celo y competencia del Ayuntamiento y Junta local de Sanidad, respectivamente, hacerles unas preguntitas con la más sana intención a los dignos señores que componen aquél y ésta.

¿Es conveniente y de absoluta necesidad el que desaparezca radicalmente, según creo se pretende, la antigua y amplia laguna del ejido público, que tantos beneficios ha reportado al sufrido vecindario en diversos casos de incendio y otros de diferente índole?

Para atender a ciertas indicaciones o arbitrios personales, ¿procede, repetimos la desaparición de dicha laguna cuyas aguas contribuyeron también notablemente al desarrollo y sostenimiento del verde y copudo olmo, de ese álamo secular cuyo feliz día de su plantación dio origen a nuestra importantísima y simpática Fiesta del árbol?

Nosotros, por nuestra parte y de común acuerdo con el sentir general de la mayor parte del vecindario, que ha visto siempre en tal laguna una gran fuente de ingresos para las arcas municipales, proclamamos públicamente la Improcedencia de la aludida desaparición y deseamos vivamente que nuestras autoridades pongan término al censurable abandono de que es objeto tan importante laguna, pues la situación en que la misma se encuentra. Id que es notoriamente deplorable e indigna y comparable sólo a uno de los más grandes focos de infección.

A esto, señor alcalde y amigo Sonsa, creo se te debía dar remedio urgente, en evitación de mayores males; porque aunque esta cuestión no entraña la importancia que reviste el asunto del lío» de nuestro paciente y caro amigo tío Ciriaco — nosotros, lector, bien nos entendemos — , consideramos tal cuestión dentro de los transcendentales problemas a resolver por este Ayuntamiento.

Ahora, pues, nuestros ediles y la Junta local de Sanidad tienen la palabra. RUFINO SAUL GORDO.

7 de Septiembre de 1930”[16].

Casi finalizando sus años de servicio como secretario del Juzgado en 1967 pide y se le concede, por méritos, una interesante plaza: “D. RUFINO SAUL, SECRETARIO DEL JUZGADO DE SITGES. Acaba de posesionarse de la Secretaría del Juzgado de la ciudad des Sitges, a la que ha sido trasladado a su Instancia, el que lo era hasta ahora del de Villanueva de la Sierra (Cáceres), nuestro querido y culto amigo, Académico y Poeta, colaborador de este Semanario, D. Rufino Saúl Gordo. Agradecemos el atento saludo que nos dirige desde Sitges comunicándonos su toma de posesión y ofrecimiento del cargo. Le damos nuestra enhorabuena, por haberse realizado sus deseos, y le deseamos toda suerte de éxitos en el desempeño de su Sagrada función judicial[17].

Diversos artículos en periódicos de Salamanca, Cáceres, Castellón…

El Adelanto, un suscriptor anónimo, recoge unas palabras de un antiguo maestro en Villanueva de la Sierra, que defiende la primacía frente a Nebraska.

“ALDEANUEVA DE LA SIERRA[18] .Fiesta del árbol.

El domingo 24 de Febrero, se celebró, en este pueblo, con inusitada brillantez, por los niños de esta escuela nacional, que con gran competencia dirige el entusiasta Maestro don Eloy del Monte Millanes.

Para el efecto, dos días antes, de los viveros de Obras públicas, llegaron a esta Alcaldía dos mil pinos, cedidas gratuitamente por la Jefatura provincial de Montes, de los que se han repartido unos 1.300 vecinalmente y 700 se han plantado en el campo escolar de experimentación agrícola, siendo cuidados y atendidos por los niños, autoridades .y vecindario, con gran solicitud.

… Y el señor Maestro dirige la palabra a los asistentes sobre “Influencia del arbolado, historia de la fiesta y árboles célebres”:…Hace presente que en los Estados Unidos de América del Norte, se celebró la primera fiesta de esta clase el 10 de abril de 1872, en el Estado de Nebraska, siendo gobernador, Herlin Morton y pronto fué imitada por los demás Estados de la Unión. Por Europa se extendió rápidamente, distinguiéndose Italia y Noruega, pero hoy se celebra más o menos pujante por el mundo entero.

Afirma que a España le corresponde la honra de ,haber sido el primer país que celebró la Fiesta del Árbol, verificándose en el mes de febrero de 1805, en Villanueva de la Sierra (Cáceres), exponiéndonos datos curiosos por haber desempeñado interinamente el conferenciante, la escuela nacional de niños de indicado pueblo el año 1924 y conocer el álamo negrillo que se conserva de los que se plantaron en eI valle del Ejido y arroyada de la <Fuentemora>…Un suscriptor. Aldeanueva de la Sierra, 11-1929”[19].

 El paisano, B. Galindo Correa, en Nuevo Día, recuerda los datos del semanario “Agricultura y Arte”, sobre la Fiesta del árbol en Villanueva.

Desde Villanueva de la Sierra. La fiesta Tradicional de San Sebastián”

Este pueblecito, bello por su situación geográfica, se encuentra en la falda de una sierra, de ameno y pintoresco paisaje que recrea el alma en su contemplación, de costumbres sencillas, producto legado por sus antepasados y de tradición importante, considerado en el aspecto histórico, según nos cuentan crónicas que de tiempos remotos se conservan, pues en el semanario «Agricultura y Arte», correspondiente al 19 de Octubre de 1805, publicó un articulo escrito por el botánico don Francisco Antonio Zea, relatando una fiesta del árbol organizada por el cura párroco de dicho pueblo y por los alcaldes don Pedro Barquero y don Andrés Hernández, resultando, según nos dice. «una fiesta animadísima, Invitando a los mayores para que imitasen el ejemplo de los niños…B. Galindo Correa. 20 de enero de 1932”[20].

Ya en 1933, El Heraldo de Castellón se hizo eco de la Fiesta del Árbol en Villanueva.

“Un poco de Dasonomía”, “La dasonomía según el Diccionario de la Lengua castellana es la ciencia que trata de la cría. Conservación, cultivo y aprovechamiento de los montes.

…La fiesta del árbol que se creó obligatoria casi no se cumple. El famoso propagandista del arbolado don Joaquín Costa dio a conocer en un folleto los orígenes de la fiesta del árbol en España. Fue en Villanueva de la Sierra (Cáceres), donde en 1805 por iniciativa de un eclesiástico conocedor de la benéfica acción de los árboles decidió hacer una plantación de álamos en el valle del <Exido> y arroyada por las Fuente la Mora. Hubo banquete y baile para dar a tan importante empresa aire de una solemne fiesta…Amemos, pues el árbol. Plantémosle vigilando amorosamente como si de un hijo nuestro se tratara. JOAQUINITO”[21].

El año 1953 Juan Salvatella Perelleda, a quien encontraremos en la sesión de Barcelona del 27 de julio del año 1971, en la Hoja de la Provincia de Barcelona, también defiende a Villanueva, pero una pena no tenga conocimiento del nombre de Don Ramón Bacas Roxo “nombre ignorado” dice él.

“En pro de las fiestas del árbol, del árbol frutal y de la agricultura” en un punto y a parte dice “Espíritus patrióticos, educadores y cristianos, introdujeron en España y fuera de ella diversas costumbres encaminadas a poner al ciudadano en contacto directo con el árbol, entre los cuales hemos de poner de relieve al sacerdote de nombre ignorado de Villanueva de la Sierra (provincia de Cáceres), que en el mes de marzo del año 1805, instituyó la Fiesta del Árbol; al insigne historiador aragonés don Joaquín Costa Martínez, que tanto hizo por la repoblación forestal española ya en el siglo pasado…”[22].

El Imperio, Diario de Zamora, el año 1956 igualmente cita a Villanueva y dice algo muy importante, que hoy día creo se está remediando en parte, “más de un siglo perdido…”

“El árbol. La repoblación forestal, obra educativa”: “Y es lástima que la Fiesta del Árbol de adultos, iniciada en 1805 en Villanueva de la Sierra (Cáceres), primera de la que tenemos noticia, que se celebró a iniciativa del reverendo párroco, no alcanzara a través del tiempo más eficacia. Más de un siglo perdido, hasta que surgieron los Cotos escolares, Cooperativas de trabajo de chicos y mayores, que con pocos discursos y mucha acción vinculan el árbol a la escuela y ésta se preocupa de su conservación”. A. Santos Tuda[23].

Don Máximo Cruz Rebosa

El Anexo de la Resolución de la Secretaría de Cultura, sobre la Fiesta del Árbol de Villanueva de la Sierra del 5 de diciembre de 2016, dice:

La Fiesta se ha venido celebrando prácticamente sin interrupción desde 1805, salvo en contadas ocasiones en las que ha quedado paralizada, como durante la Guerra de la Independencia y la Guerra Civil.

Estos momentos de interrupción han quedado reflejados en la documentación histórica. Así, un articulo de Máximo Cruz Rebosa, sacerdote de Piornal en 1955, pone en evidencia este hecho al reivindicar que se retome la celebración”[24].

Después de darle durante varios días búsqueda,   el Archivo de la diócesis de Plasencia precisa en correo electrónicome solicita información sobre el sacerdote de Piornal, D. Máximo Cruz Rebosa, creo que debe de haber un error porque dicho Máximo no era sacerdote.

Lo que sí sé del Sr. Máximo es que nació en Casillas de Coria, el año 1895. Los estudios superiores los realizó en Salamanca en el año 1914. Termina muy joven los estudios de magisterio y tiene que esperar hasta los 21 años para las oposiciones. Llegó a Piornal con 26 años y ahí permanecería durante 35 años como maestro. Fue alcalde de Piornal durante la dictadura de Miguel Primo de Rivera.

Máximo Cruz Rebosa, es maestro nacional recompensado con la Cruz de Alfonso X el Sabio.

En el primer escalafón de maestros de escuelas nacionales, año 1933,figura:

Número de escalafón 2530, número de categoría 1090, Máximo Cruz Rebosa, título y nota del mismo S, nacimiento 18-11-1895, Cáceres[25]. Y “con 16 años y cuatro meses en propiedad, Piornal, Cáceres, con número en el escalafón general 2530”[26].

En enero de 1954, según Orden de 29 de enero de 1954, asciende a la primera categoría del Escalafón y sueldo de 22.060 pesetas (Son 500 Maestros y 500 Maestras Nacionales de Enseñanza Primaria). Máximo figura con Nº de orden 494, Nº de escalafón 1.074[27].

Según Valeriano Gutiérrez Macías, el año 1952, Máximo Cruz Rebosa y José Calle Escudero, llevaron a cabo un importantísimo y difícil trabajo de recopilación sobre canciones infantiles populares en Piornal, que está inédito[28].

En el año 1925, siendo Alcalde D. Máximo Cruz Rebosa, son concedidas dos unidades más a la localidad y el Ayuntamiento en funciones, en el edificio que tenía destinado a cárcel en la calle Benavente, eleva una planta para hacer dos aulas. La superior, con tres ventanas y puerta directa a la calle mediante escaleras tenía luminosidad; no así la planta baja que daba a callejuelas con escasísima luz y llena de humedades. No obstante la Corporación resolvió el tema con sus propios fondos. Las aulas tenían una superficie de 45 m2 cada una.

Y el único escrito que he encontrado es:

CRUZ REBOSA, Máximo. Monografía histórica de Piornal. Manuscrito perdido, conservado en extracto por el discípulo del autor César Alonso Herrero(que estuvo en poder de D. Máximo Cruz Rebosa, maestro de Piornal) (16 págs. mecanografiadas y manuscritas)”[29]

Finalmente recojo algunas apreciaciones en uno de tantos libros que hablan sobre Villanueva y Nebraska ante la Fiesta del Árbol.

“La Fiesta del Árbol, los campos agrícolas y otras prácticas educativo-ambientalistas.

Como iniciativas también inscritas en el ámbito de la educación ambiental, hemos de referirnos, obviamente, a la Fiesta del Árbol, y la implantación de campos agrícolas de experimentación. El origen de la primera parece situarse en el Estado de Nebraska de los Estados Unidos, hacia 1872, expandiéndose por Europa y América progresivamente, En Suecia y Noruega alcanzó extraordinario desarrollo ya a principios de siglo, mientras que su celebración en Alemania, Francia, Bélgica, Inglaterra y Suiza serviría para la repoblación forestal de sus territorios. La primera manifestación festiva en España, en concreto Madrid, corresponde al 26 de marzo de 1895, patrocinada por la Reina, y organizada conjuntamente por la Diputación y el Ayuntamiento de la capital.( Notas: Véase SOLANA, Ezequiel, La Fiesta del Árbol, Ed. Magisterio Español, Madrid, p. 7

Ibídem p. 8. Tenemos noticias, sin embargo, de que en 1805 tuvo lugar una primera celebración de este tipo en la localidad de Villanueva de le Sierra (Cáceres), tras la convocatoria que los alcaldes de la localidad Pedro Barquero y Andrés Hernández, junto con el párroco, hicieron e la juventud para la plantación de álamos en la Fuente de la Mora. Véase Revista de MUTUALISMO ESCOLAR 10 (1934) pp. 178-179). puede consultante también: CANES GARRIDO, F, “Los orígenes de la Fiesta del Árbol en España”. Actas del Congreso Internacional sobre Educación Ambiental, ICONA, Madrid 1988.

Véase Diario LAS PROVINCIAS, en su crónica de 26 de Enero de 1913.

Poco a poco las ciudades y pueblos de España irían agregando a sus calendarios escolares la Fiesta del Árbol, como lo hacia, por ejemplo, Valencia el 1904, mientras que su origen en Barcelona se remontaba a 1898 gracias al impulso del ingeniero de montes D. Rafael Puig y Valls.

Su institucionalización oficial corresponde a 1904, en que un Real Decreto de 11 de marzo”[30].

Véase SOLANA, Ezequiel, La Fiesta del Árbol, Ed. Magisterio Español, Madrid, p. 7

Ibídem p. 8. Tenemos noticias, sin embargo, de que en 1805 tuvo lugar una primera celebración de este tipo en la localidad de Villanueva de le Sierra (Cáceres), tras la convocatoria que los alcaldes de la localidad Pedro Barquero y Andrés Hernández, junto con el párroco, hicieron e la juventud para la plantación de álamos en la Fuente de la Mora. Véase Revista de MUTUALISMO ESCOLAR 10 (1934) pp. 178-179). puede consultante también: CANES GARRIDO, F, “Los orígenes de la Fiesta del Árbol en España”. Actas del Congreso Internacional sobre Educación Ambiental, ICONA, Madrid 1988.

Véase Diario LAS PROVINCIAS, en su crónica de 26 de Enero de 1913.

Termino resaltando la gran labor que ha realizado tanto con escritos, conferencias, entrevistas de radio…nuestro amigo, maestro e historiador Don Ángel Paule Rubio. Sé que en Villanueva casi todos tienen algún libro de su autoría, especialmente “Villanueva en un presente histórico”. En lo que nos toca de la Fiesta del Árbol, resaltaría junto a su presencia y animación en muchísimos aniversarios…, su escrito “Bicentenario de la fiesta del Árbol en Villanueva de la Sierra (Cáceres). 1805-2005”[31].

No olvido la tarea realizada por Extensión Agracia a partir del año 1967, que merece el reconocimiento de Villanueva de la Sierra.

Madrid, 4 de abril de 2018.

Severiano de Cáceres Anaya.

[1] Boletín Oficial de la Provincia de Cáceres: Nº 92, 16 abril de 1932

[2] ABC. 14-10-191. Pág. 108.

[3] Adarve, Año XIV. Nº 677. Pág. 2. (Priego de Córdova, 19 septiembre de 1965)

[4] La Tierra de Segovia: diario independiente: Año III. Nº 486. 11 enero de 1921.

[5] ALCANTARA, Revista literaria, Publicación mensual de los servicios culturales de la Excma. Diputación Provincial de Cáceres. Año XI. Octubre-noviembre-diciembre. Núms. 96-97-98. Pág. 77

[6] Id. Año XII. Núms. Abril, mayo y junio 1956.

[7] Id. Año XIII. Núms 114-115-116. Abril, mayo y junio de 1957. Pág. 39

[8] Ibídem. Págs. 69-70.

[9]   Ibídem. Año XIV. Abril a Diciembre. 1959.Págs. 29-30

[10] Ibídem. Año XV. Nº 135. Enero-febrero y marzo de 1960. Pág. 55-56. Y Pág. 63

[11] Alcántara,

[12] Ibídem. Año XVIII. Enero a junio 1964. Pág. 18. Y julio-diciembre. Pág. 46.

[13] Ibídem. Nº 149. Año XXI. Julio a diciembre, 1967. Päg.43.

[14] Ibídem. Año XXIII. Julio-Septiembre 1969. Nº 156. Pág. 27-28.

[15] Nuevo Día: Diario de la Provincia de Cáceres. Año V. Nº 1234. 02 Septiembre.

[16] NUEVO DÍA: Diario de la Provincia de Cáceres: Año V. Nº 1239. 1930. 8 setbre. 1930. Pág. 7.

[17] Adarve, 15 de octubre de 1967. Año XVI. Nº 785. Pág. 2.

[18] Pueblo de la provincia de Salamanca, en la comarca de la Sierra de Francia.

[19] El Adelanto: Diario político de Salamanca. Año XLV 13755- 1929, 8 de marzo. Pág. 4

[20] Nuevo día: Diario de la provincia de Cáceres. Año VII. Nº 1660-1932, 12 Enero. Pág. 3.

[21] Heraldo de Castellón: Año XLIV. Nº 13404-10 de julio 1933. Pág. 1.

[22] Hoja de la Provincia de Barcelona: Año XXVIII. Nº 764- 1953, octubre 19. Pág. 5.

[23] Imperio: Diario de Zamora de Falange Española de las JONS: Año XXI. Nª 6119. 1956, febrero 08. Pág. 8.

[24] RESOLUCIÓN de 5 de diciembre de 2016, de la Secretaría General de Cultura, para la declaración de Bien de Interés Cultural a favor de la Fiesta del Árbol en Villanueva de la Sierra, con carácter de Bien Inmaterial. DOE Nº 247.Miércoles, 28 de Diciembre de 2016. Anexo (34448)

[25] Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, Dirección General de Primera Enseñanza. Primer escalafón de Maestros de Escuelas Nacionales Existentes en 31 diciembre de 1933. Primer folleto, Edición Oficial. Imprenta Radio S.A. Madrid, 1934. Pág.98.

[26] Ibídem. Pág.99.

[27] B.O. del E. –Nº 44, 13 febrero de 1954. (856)

[28] Valeriano Gutiérrez Macías, “Antropología Popular. Datos para un cancionero de Piornal” (Biblioteca Virtual Cervantes: http://www.cervantesvirtual.com)

[29] Diccionario C en https://alcazaba.unex.es/emarnun/dicc/c.htm

[30] CÁNDIDO RUIZ RODRIGO, IRENE PALACIOS LIS, “Higienismo, Educación ambiental y previsión escolar”, Antecedentes y practicas de Educación Social en España (1900-1936). Universidad de Valencia, 1999. Pág. 150.

[31] Ángel Paule Rubio “Bicentenario de la fiesta del árbol en Villanueva de la Sierra (Cáceres) 1805-2005. XXXIV Coloquios Históricos de Extremadura: Dedicado a la memoria de Don Miguel de Cervantes en el IV centenario del Quijote : Trujillo, 19-25 de septiembre de 200, 2006, ISBN 84-689-9714-5, págs. 541-558.

Comisión de Villanueva de la Sierra viajó a Barcelona en 1971

La Diputación de Barcelona, reunida en Pleno Ordinario de 30 de junio de 1971, al cumplirse el XXV aniversario del Patronato provincial de Repoblación Forestal, y día del Árbol, deciden por unanimidad felicitar al Municipio de Villanueva de la Sierra y especialmente a su párroco, D. Ramón Bacas Roxo , por ser los primeros en el mundo que instauraron la Fiesta del Árbol , asistiendo al acto por parte del municipio cacereño, la Corporación en Pleno, presidida por su Alcalde D. Gonzalo Simón Sánchez , el párroco D. Ángel Martín Ramos y el Director del grupo escolar D. Ángel Paule.

En el mismo acto y a propuesta de D. Juan Salvatella Perelleda, se toma la decisión salomónica de declarar como primera Institución de la Fiesta del Árbol Institución de la Fiesta del Árbol Frutal a D. Francisco Viñas Dordal (tenor) en 1804. Para Nebraska se le reservó la autoría de la primera institución en la Fiesta del Bosque.

Nuestro maestro, amigo e historiador, Ángel Paule Rubio, en su discurso al cumplirse el Bicentenario de la Fiesta del Árbol en Villanueva:

“Hasta que un día la Excmo. Diputación Provincial de Barcelona, invitó a este Ayuntamiento a participar en la Fiesta al árbol frutal que se celebraría el 30 de junio de 1971. El Ayuntamiento en pleno, el párroco y el director de este colegio público asistieron al emotivo acto.

La presidencia estuvo representada por lo señores Torres Serratacó, Llobet, Sarrí, Rvdo. Doctor Gros y don Gonzalo Simón Sánchez, alcalde de Villanueva de la Sierra (Cáceres).El salón dorado de la Diputación estaba abarrotado de público y de emoción. Tres hitos históricos se conmemoraron:

•    1805 Instituidor de la Primera Fiesta del Árbol: don Ramón Vaca Roxo (sacerdote) Villanueva de la Sierra (Cáceres).

•    1904 Instituidor de la Primera Fiesta del Árbol Frutal; don Francisco Viñas Dordal (Tenor) Moyá (Barcelona).

•    1929 Instituidor de la Fiesta de la Agricultura: don Juan Salvatella Parelleda, secretario regional de la Fiesta del Árbol (Barcelona).

El conferenciante señor Salvatella se mostró generoso en honores y alabanzas a nuestro pueblo de Villanueva. Extremadura y Cataluña unidas en el mismo sentir “La Fiesta del Árbol” [1].

El periódico ABC recogía así el acontecimiento:

XXV ANIVERSARIO DE LA FIESTA DEL ARBOL

“Con motivo de cumplirse el XXV aniversario de la fundación del Patronato de Repoblación Forestad y Fiesta del Árbol; este mediodía, en el Salón Dorado del Palacio Provincial, se ha celebrado un acto académico que ha presidido el vicepresidente Primero de la Corporación, señor Torras Serratacó, acompañado del diputado presidente de la Comisión de Agricultura, señor Llobet; el concejal don Enrique Sarri, por el Ayuntamiento, y el canónigo doctor Gros, por el obispado, y en lugar destacado, el alcalde de Villanueva de la Sierra (Cáceres), don Gonzalo Simón Sánchez, por haber sido aquella localidad la primera que celebró la Fiesta del Árbol. Entre los asistentes se hallaban la Corporación Local en Pleno de Villanueva de la Sierra, cura Párroco y numerosos diputados. Abierto el acto, don Juan Salvatella hizo una disertación minuciosa sobre la historia de las Fiestas del Árbol. Y a continuación se hizo entrega de menciones honoríficas a los municipios, entidades, instituciones y personas que han colaborado con el Patronato”[2].

Y la Vanguardia Española colocó esta nota:

“En la Diputación Provincial de Barcelona celebróse el XXV aniversario de la fundación del Patronato de Repoblación Forestal y Fiesta del Árbol, del cual es presidente el Excmo. Sr. Don José Mª de Muller. El acto celebrado en el reglo Salón Dorado de la Diputación resultó brillantísimo avalorado por la magistral conferencia del señor Salvatella quien obtuvo sinceros y merecidos aplausos de la distinguida concurrencia compuesta, en su mayoría, por los alcaldes ‘de la provincia de Barcelona. El tema del árbol, interesantísimo; y la sor-presa final, la de que Nuestra Señora del Rosario por haber figurado en la batalla de Lepanto Iba a ser proclamada «Reina y Capitana Mayor honorifica y a perpetuidad• de los Municipios de la provincia de Barcelona. En memoria de tal acto serán acuña-das quince medallas simbolizando las quince rosas del rosario y se editará el libro de oro conteniendo fechas de efemérides históricas. Libro que los alcaldes provincia-les llevarán a Roma haciendo de él ofrenda al Santo Padre por monos de loa Caballeros ecuestres del Santo Sepulcro. Realizadas cuatro copias del dicho libro será entregado uno al Jefe del Estado, Excmo. Sr. Don Francisco Franco, otro al Museo Marítimo de las RR. Atarazanas, otro al Excmo. Sr. Alcalde de Barcelona, don José María de Porcioles, y el otro al Excmo. Sr. Don José María de Muller…”[3]

  1. Juan Salvatella Perelleda es reconocido el 23 de abril de 1971 en Barcelona con medalla de oro por la infatigable y auténtica vocación a la divulgación de la Fiesta del Árbol :

Se reunió en sesión extraordinaria la Corporación Provincial, aprobando un Único dictamen por el que se concede la Medalla de la Provincia, en su categoría de oro, a don José Pascual Vila, catedrático y eminente investigador, por su excepcional labor científica en el campo de las Ciencias Químicas y farmacéuticas; la Medalla al Mérito Cultural en su categoría de oro, a don José María Cuyas Tolosa por su labor de Investigación arqueológica…, a don Juan Salvatella Parellada, maestro nacional Jubilado, que desde 1920 se ha entregado con Infatigable y auténtica vocación a la divulgación de la Fiesta del Árbol; Medalla al Mérito Deportivo a las siguientes personalidades: don Francisco Folch Ríos; Conchita Puig Barata; don Juan Casablancas Ventura y don José Viladargas Roset;…”[4].

Entre sus libros se encuentra:

Juan Salvatella Parelleda, “Álbum geográfico teórioco-practico rudimentario de las provincias de la región de Cataluña. Nº I. Adaptable para las Escuelas Nacionales y particulares. Barcelona, Imp. Aleu, 1925, 24 págs., en 8º

 Consultas por correo electrónico sobre la estatua de Don Ramón

-Consultada (26-04-2017) la Diputación de Barcelona sobre, una supuesta estatua, de Don Ramón Bacas Roxo, que se habría ofrecido colocar en la Diputación de Barcelona, la respuesta fue la siguiente:

Hemos hecho la búsqueda que nos pide pero no conservamos en el Archivo ninguna imagen de esa persona. Para cualquier otra consulta no dude en escribirnos, Saludos”[5].

Finalmente el 15 de marzo de 2018 he tenido una grata sorpresa ante una nueva solicitud a la Diputación de Barcelona:

Apreciado Sr.

 En relación a su consulta sobre un acta del año 1971 en la cual se hace mención a la Fiesta del Árbol de Villanueva de la Sierra, le adjunto copia de la misma.

 Para cualquier cuestión, quedamos a su disposición.

 Atentamente,

 S.H. G. Arxiu General”[6]

DIPUTA. 1

diput- 2 

“DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE BARCELONA

ACTAS

ACTA DE LA SESION PLENARIA ORDINARIA DE LA EXCMA. DIPUTACIÓN PROVINCIAL DE BARCELONA- CELEBRADA EL DIA VEINTISIETE DE JULIO DE MIL NOVE CIENTOS SETENTA Y UNO.-

En la ciudad de Barcelona, a veintisiete de julio de mil novecientos setenta Y uno, siendo las doce horas y treinta minutos, se reunió en el Salón de Sesiones del Palacio Provincial, para celebrar Sesión Ordinaria de primera Convocatoria, la Excma. Diputación Provincial de Barcelona, bajo la Presidencia del Excmo. Sr. Presidente D. José M. de Muller y de Abadal, con asistencia del Excmo. Sr. Vice-Presidente primero D. Luís Torras Serratacó, de los Ilmos. Sres. Diputados D. José Torras Trías, D. Ramón Soldevila Tomara, D. Joaquín Jiménez de Anta, D. José M. Berini Jiménez, D. Joaquín Doy Guri, D. Antonio Monés Giner, D. José Matías de España Muntadas, D. Juan Todolí Duque, D. Francisco Llobet Arnán, D. Francisco Platón Verdaguer, D. Pedro Calpe Arcusa. D. Juan Noguera Sala. D. ,Agustín Casellas Canals , D. Luís Melo García, D. Miguel Benavent Seguí, D. José Alcaina Caballero, D. José Miguel Zuazu Garnica, del Interventor Accidental de la Diputación y del infrascrito Secretario.

Excusaron su asistencia, los Ilmos. Señores Diputados, D. Felipe Antoja Vigo, D. José Donadeu Cadafalch, el Vice-Presidente segundo Excmo. Sr. D. José Burrull – Bonastre, los Ilmos. Sres. Diputados D. José Bonastre Mestres, D. Ramón Grau Vilaseca, D. Antonio Bach Roura y D. Pedro Crespo Gil.

Fué leido y aprobado el Borrador del Acta de la Sesión Plenaria Ordinaria de veinticinco de Junio de mil novecientos setenta y uno.

De conformidad con lo dispuesto en el Articulo ciento cuarenta y dos párrafo tercero del Reglamento de Funcionarios de Administración Local, el Sr. Secretario previno a los Sres. asistentes la obligación que tienen de suscribir el Acta, una vez transcrita en el Libro.

El Excmo. Sr, Presidente, informó al Pleno que, en su reunión del pasado día. el Comité Ejecutivo de la Feria Oficial de Muestras procedió al nombramiento de Don Miguel Cabré Llistosella, para ocupar la presidencia del Salón Internacional -del Automóvil, cargo que con gran acierto venía ejerciendo desde la fundación del citado Certamen, el diputado y concejal Don Enrique Lacalle Barnadas, recientemente fallecido.

Asimismo informó que, el pasado día ocho, en el Salón del Ayuntamiento de San Justo Desvern, tomó posesión del cargo de alcalde y Jefe Local del Movimiento de dicha villa, Don Rodolfo Sánchez Cuéllar, el cual sustituye en sus cargos a Don…

Siguió en uso de la palabra el Excmo. Sr. Presidente para manifestar que el día treinta de junio pasado se había celebrado en el Salón Dorado del Palacio Provincial, un acto académico conmemorativo del XXV aniversario de la fundación del ”Patronato de Repoblación Forestal y Fiesta del Árbol, acto que estuvo presidido por el Vicepresidente primero de esta Corporación Don Luis Torras Serratacó, acompañado del diputado presidente de la Comisión de Agricultura Sr. Llobet; concejal Sr. Sarri Quesada por el Ayuntamiento; canónigo Dr. Gros por el obispado, así como alcalde y Ayuntamiento en pleno de la población cacereña de Villanueva de la Sierra, Sr. Simón Sánchez, primera localidad que celebró la Fiesta del Árbol. En el transcurso del referido acto, el Sr. Salvatella Parellada, verdadero promotor y animador permanente de la Fiesta, glosó la historia de la misma y se entregaron menciones honoríficas a los municipios, entidades, instituciones y personas que colaboraron en el citado Patronato…”[7]

Madrid, 15 marzo de 2018.

Severiano de Cáceres Anaya.

[1] Ángel Paule Rubio, “Bicentenario de la Fiesta del Árbol en Villanueva de la Sierra (Cáceres) 1805-2005. Alcántara, 66 pp. 103-122. ab.dipcaceres.org/export/sites/…y…diputacion/…/04-066-007-bicentenario.pdf (Págs.. 118-19).

 [2] ABC. Jueves 1 de julio de 1971. Edición de la mañana. Pág. 44

[3] La Vanguardia Española, viernes. 2 de julio de 1971. Pág. 41.

[4] ABC sábado 24 de abril de 1971. Edición de la mañana. Pág. 57. (Barcelona 23. <De nuestra. Redacción, por télex.)

[5] Prats Arxiu General Àrea Presidènciawww.diba.cat/arxiu  https://www.facebook.com/Arxiu DiputacioBarcelona

[6] Por Correo electrónico

[7] Archivo de la Diputación Provincial de Barcelona. Copia del Alta 30-06-1971.

FAMILIA Y POBLACIÓN DE DON RAMÓN BACAS ROXO

Familia Bacas Roxo

Apellido

Nombre que sigue al nombre de pila de una persona y que se transmite de padres a hijos. (RAE)

Aunque hoy podamos estar acostumbrados, desde la promulgación de nuestra Ley del Registro Civil en 1870, al uso de los dos apellidos paterno y materno, y al carácter oficial de éstos, que sólo pueden ser modificados o unidos a otros en virtud de expedientes legales ante la autoridad competente, lo cierto es que no siempre ha sido así.

Creo que es muy importante tener presente lo siguiente:

“Historiadores y genealogistas afirman que hubo una libertad total o una auténtica “anarquía de los apellidos” desde que éstos surgieron hasta el siglo XIX en España ¿es esto cierto?

Aparentemente sí, la norma más habitual que podemos encontrar es la de que los hijos heredasen el apellido paterno, pero esto no siempre se cumplía, a veces escogían el materno, otras veces usaban varios sin aparente orden, o uno que nos resulta desconocido para la familia o bien otro que quizás era usado por algún abuelo o pariente. Alteraciones de orden, hermanos con diferentes apellidos, una misma persona que declara tener diferentes apellidos en distintos documentos, uniones y separaciones de apellidos…  De hecho, con el paso de los siglos empiezan a aparecer personas que usaban el apellido paterno y el materno como en la actualidad, pero siempre con excepciones inesperadas. Vamos a intentar explicarlo mediante cuatro consideraciones:

1º El uso de apellidos era un derecho personal, no había normas ni leyes al respecto

Esta es la principal clave para resolver el aparente caos. A diferencia de lo que ocurre en la actualidad, los estados no legislaron hasta el siglo XIX nada respecto a cómo debían apellidarse las personas. El uso de un apellido u otro pertenecía al ámbito privado, las personas y familias podían usar los apellidos que por tradición, origen o por cualquier otra causa quisieran adoptar. No había un sistema oficial y no era preciso pedir autorización para escoger apellido.

La única excepción a esta libertad era el caso en que se adoptase un apellido con intención de engaño, fraude o que por cualquier otra causa se pretendiese dañar a terceros. Sólo si alguien escogía un apellido para aparentar una filiación o parentesco que no le correspondía, para reclamar bienes o derechos fraudulentamente, para suplantar a otra persona… era cuando un tribunal podía entrar a considerar sobre la materia.

2º Costumbres en la adopción de apellidos

Aclarado que cada individuo podía escoger su apellido o apellidos, lo cierto es que sí podemos definir un uso principal, que al ser voluntario contaría con muchas excepciones: los hijos legítimos y naturales tenían derecho y usaban generalmente el apellido paterno y, con el paso de los siglos, empezaron a usar el paterno y el materno. A esto añadimos una segunda costumbre: los hijos también tenían derecho a escoger no sólo el primer apellido paterno sino entre los más cercanos de sus antepasados. Muchas veces surgen apellidos aparentemente desconocidos que, al investigar la genealogía, descubrimos que procedían de alguna rama familiar.

El reconocimiento de los hijos ilegítimos o la adopción formal solía implicar también el uso de los apellidos familiares. En general el usar el mismo apellido/s de los padres era una forma de mostrar parentesco ante la sociedad”

Conclusión. Seamos abiertos a la hora de asumir que dentro de las familias en España encontraremos cambios de apellidos y sepamos que existiendo unas costumbres generales también eran posibles y habituales las excepciones. En algunos casos habrá motivos de peso para los cambios pero en otros, la mayoría, se trataba simplemente del ejercicio de la libertad para escogerlos. Y sobre todo, prescindamos de nuestra visión actual de que los apellidos tenían que usarse según unas normas determinadas” [1].

Apellidos Vaca, Vacas, Baca y Bacas

Hallamos principalmente escrito de uno y otro modo desde tiempos antiguos en León, Las dos Castillas, Extremadura y Andalucía. En el caso de la familia de Don Ramón siempre está escrito Bacas.

Mientras que encontramos escrito a veces Roxo y otras Rojo, que ya explicamos en su momento. Y él siempre firmó: Ramón Bacas Roxo.

Padres de Don Ramón Bacas Roxo

En el la Parroquia de Nuestra Señora de los Apósteles, Matrimonios 1646-1818, Cilleros, folio 289, se encuentra la partida matrimonial de los padres de Don Ramón Bacas Roxo: Domingo Bacas Y Theresa Roxo.

Resumiendo la partida: “En la villa de Cilleros en veinticinco de junio de mil setecientos treinta y nueve, yo Marín Alonso Pardo…desposé y velé…a Domingo, hijo legítimo de Juan y Mercedes con Theresa Roxo, hija de Lorenzo y de Ana (los padres de ambos ya eran difuntos)”[2].

Hijos del matrimonio de Domingo y Teresa[3]

Según consta en la partida de Defunción de Don Ramón Bacas Roxo (L. 16 F. 208 Defunciones de la Parroquia de Villanueva de la Sierra del año 1818),

“No testo por lo mismo, ni dispuso los sufragios por su alma y tiene 4 hermanos y herederos no se hallaban presente mas que una hermana, esta no quiso ordenarlos sin el consentimiento de los demás y esta se la quedo dispensar hasta la reunión de todos los interesados o sus apoderados y por verdad lo firmaron”.

Antonio Bacas Roxo:

Año 1749, folio 53, Cilleros, hijo de Domingo y Teresa, nacido el 2 de agosto (nació de 8 meses. Hijo de Domingo y Theresa.

Theresa Bacas Roxo

Theresa, hija de Domingo y Theresa, nacida en Cilleros el 6 de agosto del año 1752 (Libro de bautismos del año 1752. F. 318). Es la mayor de los hermanos.

Ana Bacas Roxo Libro año 1755, folio 14 (no se distingue bien el número), hija de Domingo y Theresa. Nacida en la Villa de Cilleros el 25 de febrero de 1755. (Es la única que está presente en el fallecimiento de Don Ramón en Villanueva según consta en la Partida de Defunción).

Partida de Don Ramón Bacas Roxo

La ley de registro civil (partidas de nacimiento) como ya hemos dicho se inicia en 1870, por tanto son las partidas de Bautismos las que nos dan fe de los nacidos hasta esa fecha. En el Libro de Bautismos de la Parroquia de Nuestra Señora de los Apósteles, Cilleros del año 1762, folio 92, se encuentra el nacimiento y bautismos. Resumiendo dice así:

En la Villa de Cilleros en los ocho días del mes de septiembre de mil setecientos sesenta y dos, yo Pedro Julián de Ovando…Bauticé solemnemente, puse los santos óleos y crisma a Ramón (que había nacido en los veintiún días del mes próximo pasado), hijo legítimo de Domingo y de su mujer Theresa…fue su padrino Joaquín Vázquez Roxo a quién advertí… (firma Pedro Julián de Ovando)”[4].

Por tanto afirmo que Don Ramón Bacas Roxo nació el 21 de agosto de 1762 en la Villa de Cilleros.

Domingo Bacas Roxo

Es el hermano “más famoso” en esa época y por él en un principio sospeché el lugar de nacimiento y que deberían ser hermanos, pero claro hay que demostrarlo con documentos oficiales, que es lo que ahora estoy realizando.

Domingo, fue bautizado en la villa de Cilleros a los 16 días de mayo de 1765. Hijo de Domingo y Theresa. Había nacido el 12 de 1765. (Libro Bautismos del año 1765, folio 115)

Aparece citado en   varias publicaciones:

1.- Domingo Bacas Rojo, abogado como terna para la localidad de Villalón (Valladolid). Con la siguiente nota: Cilleros, 1775. Bachiller en Filosofía y en ambos Derechos de la Universidad de Salamanca. Individuo de las Academias de Leyes y Cánones de la misma Universidad. Bogado del Consejo de Castilla (16-VIII-1792). Extracto núm. 411. (Ricardo Gómez Rivero, “Los Jueces del Trienio Liberal”, Editado por el ministerio de Justicia, ISBN 978-84-7787-157-6. EGRAF. SA, 2006)

2.-José Antonio Somoano Martínez, en la Tesis doctoral “De la Escritura a la lectura: Teoría de Rufino Blanco y Sánchez, Universidad de Oviedo, Programa de doctorado, Pág. 286 en Bibliografía General:

BACAS ROXO, D. : Memoria sobre el verdadero método de enseñar a leer a los niños desde que comienzan a parlar. Imprenta Álvarez, 1820.

3.-Bacas Rojo (Domingo) Impresos 3270. Memoria sobre el verdadero método de enseñanza a leer a los niños desde que comienzan a parlar, presentada al Ilustre Ayuntamiento de la Ciudad de Medina de Rioseco, en el año de 1807. Por el licenciado D.———-siendo su Procurador Síndico. Palencia, Álvarez, 1820, Pág. 49 pp. 20,5 cm. Oviedo. Universitaria, XX-293 (VII)

4.-Biblioteca Nacional de España. Existen tres obras de Domingo Bacas Rojo

4.1.-Demostración de los extraordinarios efectos que produce en las escuelas públicas de primeras letras la práctica del nuevo método y sistema fijo de enseñanza mutua y de gobierno, inventados por Domingo Bacas Rojo; Madrid, Editorial Eusebio Álvarez, 1822, 34 p.

4.2.-Memoria sobre el verdadero Método de enseñar a leer á los niños desde que comienzan a parlar: presentada al….Ayuntamiento de Ciudad de Medina de Rioseco en 1807. Publicado en 1820. 48 p. (Un ejemplar en la Biblioteca Nacional)

4.3.-Organización de las escuelas primarias, Madrid, 15 p. Editorial Álvarez, 1822

5.-Francisco Aguilar Piñal, “Bibliografía de Autores españoles del siglo XVIII”. Tomo I A-B. Consejo Superior de Investigaciones Científicas-Instituto Miguel de Cervantes. Madrid, 1981. Pág. 482.

Bacas Rojo (Domingo) . Procurador Síndico de Medina de Rioseco. Impresos 3279. Memoria sobre el verdadero método de enseñanza a leer a los niños desde que comienzan a parlar, presentada al Ilustre Ayuntamiento de la Ciudad de Medina de Rioseco, en el año de 1807. Por el licenciado D.———-siendo su Procurador Síndico. Palencia, Álvarez, 1820, Pág. 49 pp. 20,5 cm. Oviedo. Universitaria, XX-293 (VII)-

6.-“Boletín Bibliográfico o Periódico General, español y extranjero”, Tomo II. Corresponde al año 1841. Madrid. Librería Europea. Pág. 162.

“295. Enseñanza universal de las primeras letras en tres partes: 1ª Ciencia de las primeras letras. 2ª Arte y método de enseñarlas a los niños en las escuelas públicas desde la edad de tres años y medio a la de cinco. 3ª Organización uniforme que debe poder instruir simultáneamente a 400 o más alumnos; por el licenciado D. Domingo Bacas Rojo, abogado de los reales consejos.-Madrid; Imprenta de Álvarez. Librería Matute. Un tomo en 4º 10.”

Villa de Cilleros[5]

Los pueblos del Norte de la Diócesis de Coria en 1804. El Informe del Teniente Coronel de Ingenieros D. Antonio Benavides.

VILLA DE CILLEROS. Está situada a la parte de poniente de la sierra del Espíritu Santo la que es como un ramal o raíz de la de Gata, en terreno montuoso y quebrado, dista dos leguas del Río Herjas, que es la división de Portugal, dos de Valverde, dos de la Moraleja, y cinco de la Zarza. Tiene 4 caminos carretiles y dos veredas, el más conocido es el llamado de la caveza del Mocho, el segundo se dirije por la vega de Minguillana, el tercero camino Real de Peña García. Los tres pasan el río por los vados de sus mismos nombres, y el cuarto ba por el vado de Peña Macol, aunque más distante, este tiene que pasar a la legua un arroyo que en tiempos de aguas suele dificultar y aun impedir el paso. De las dos veredas de herradura la una ba por medio de los dos primeros caminos, y se dirijo a la fuente fría, y la otra a Peña Macol, llamada de los rascaderos. Para Castilla hay dos de carros por los puertos de Perales y Villamiel, y tres para Extremadura, que son el de la Zarza, el de la Moraleja y el de Valverde. Es población de 500 vecinos, sana, escasa de aguas, pero utilizan las de los pozos, y para los ganados la de una laguna o abrebadero, que dicen no ser perjudicial a la salud. Es escaso de granos, las carnes y vinos suficientes, y mui abundantes de aceite, hay 9 molinos, dos hornos y pueden fácilmente avilitarse otros dos, se le regulan 100 carros y 120 cavallerfas mayores. No hai casa que pueda llamarse grande y capaz para quartel, hospital u otras fines del servicio, pero hay amás de la y Iglesia siete hermitas, que pueden emplearse con mucha utilidad. Los muchos caminos que dirijen acia Portugal su inmediación y la gran distancia de la Zarza, parece que son consideraciones o para ocupar este punto o ocuparle con suficiente fuerza, sostenida la cavallería que podrá colocarse en los pueblos de la espalda, como son la Moraleja, Casas de Don Gómez, Casillas. Deviendo notarse que desentendiendose de Cilleros, y ocupando los pueblos insinuados se alarga la línea formando una curba pero se aproximan los puntos”.

Falta en este estudio la partida de su Consagración Sacerdotal, que por motivos de traslado del archivo Diocesano de Coria-Cáceres y al no estar microfilmado en el Centro de Historia Familiar, no he podido acceder a ellos, pero que espero sea en los próximos días…

Madrid, 9 de marzo de 2018.

Severiano de Cáceres Anaya.

 

[1] Blog de Genealogía hispana . Antonio Alfaro de Prado. https://www.genealogiahispana.com/apellidos/la-caotica-transmision-de-apellidos-hasta-el-siglo-xix-en-espana/Blog

[2] Libro de Matrimonios de 1646-1818-1.708 folios. Es el nº 13 del inventario Diocesano de Cilleros. Archivo Diocesano Coria-Cáceres. Folio289. Consultado en: Centro de Historia Familiar, Pavones, Madrid.

[3] Ibídem. Libros de Bautismo de Cilleros.

[4] Ibídem

[5] Los pueblos del norte de la Diócesis de Coria en 1804. Pág. 116-17, En Jesús Moreno Ramos, MONS. JUAN ÁLVAREZ DE CASTRO Y MUÑOZ, OBISPO DE CORIA (1790-1809) (Estudios en el bicentenario de su muerte en la Guerra de la Independencia), UPSA, Diócesis de Coria-Cáceres, Cáceres 2010.

 

Don Ramón Bacas Roxo en Villanueva (VI)

Don Ramón Bacas Roxo en Villanueva (VI)

Según el libro número 7 de Bautismo de Villanueva de la Sierra, Parroquia de la Asunción, (Bautismos 1785-1819. Nº 4 del Inventario Diocesano[1], el 19 de julio de 1801 D. Pedro del Castillo realiza un bautismo siendo “CURA ECÓNOMO[2] y sin embargo el mismo presbítero el 19 de agosto , al asentar la partida bautismal de un nuevo bautismo, escribe “Yo, Pedro del Castillo, Presbítero y CURA TENIENTE DE ELLA, POR AUSENCIA DE DN RAMÓN BACAS ROJO, SU CURA RECTOR bauticé….”[3]. De aquí deducimos que Don Ramón Bacas Roxo es nombrado “Cura Rector (Párroco) de Villanueva entre el 19 de julio al 19 de agosto de 1801.

image001.png

El 27 de septiembre de 1801 es cuando Don Ramón Bacas Roxo realiza y firma la primera partida bautismal en Villanueva de la Sierra.

image003.png

[4]

Enfermedad de Don Ramón Bacas Roxo

Don Ramón deja de administrar los sacramentos y atender a sus fieles, por enfermedad, el 21 de mayo de 1818, en que nuevamente será Don Pedro del Castillo, presbítero y natural de Villanueva quien “POR ENFERMEDAD DE DON RAMÓN BACAS ROJO, CURA RECTOR DE ESTA IGLESIA PARROQUIAL” bautizará…[5]

image005.png

Y como ya escribí , muere en Villanueva de la Sierra el 22 de julio de 1818.

Partida de defunción de D. Ramón Bacas (Vacas) Rojo (Roxo) Libro 16 /Folio 208/[6]

image007.pngDon Ramón Bacas Rojo (Al Interesado)

“En la villa de Villanueva de la Sierra a veinte y dos días del mes de julio de mil ochocientos diez y ocho, Yo el S. Dn. Antonio García Arroyo y Cura Rector de la Parroquia del Pozuelo con licencia expresa de Fray Joaquín de Descargamaría, religioso Descalzo y teniente de esta Iglesia en la última enfermedad   de Dn. Ramón Vacas, cura rector de esta—, fallando otro señor cura le di sepultura en la Capilla Mayor en el vano y Bas del mismo con Misa y oficio Mayor y las exequias de cuerpo presente. No recibió el viático y penitencia vino a tal condición de   no tener capacidad ni conocimiento, le administró la extremaunción, le he encomendó el alma y ayuda a bien morir. No testo por lo mismo, ni dispuso los sufragios por su alma y tiene 4 hermanos y herederos no se hallaban presente mas que una hermana, esta no quiso ordenarlos sin el consentimiento de los demás y esta se la quedo dispensar hasta la reunión de todos los interesados o sus apoderados y por verdad lo firmaron.

Don Joaquín de Descargamaría   Dn. Antonio García

   Firma                                                         firma

 

Datos interesantes de la Partida de defunción

Sabemos la fecha de su deceso: 22-07-1818. (se cumplen este año 200 años)

Lugar: Villanueva de la Sierra.

Quien realiza los funerales : Dn. Antonio García Arroyo, Cura Rector de la Parroquia del Pozuelo

Quienes certifican la partida: D. Joaquín de Descargamaría[7] y Dn. Antonio García Arroyo.

¿Dónde es enterrado?: Villanueva de la Sierra. Capilla Mayor.

Hermanos: Tiene cuatro hermanos. Y está presente solo una hermana.

En la misma partida aparece primero el apellido como Bacas y luego Vacas.

¿En qué está enterrado, según la partida de defunción, Don Ramón Bacas Roxo?

“…le di sepultura en la Capilla Mayor en el vano y Bas del mismo…”

Es decir, en una abertura en un muro destinada a una ventana o puerta (vano) “en la Capilla Mayor” ( Capilla principal de una iglesia, donde se halla el presbiterio y el altar mayor).

NB/ Ya estamos a punto de llegar al principio de Don Ramón Bacas Roxo y que las “pinceladas” se conviertan en un todo con el que podamos comprender a él y su labor de “utilidad” para Villanueva y la humanidad. Esto ocurrirá próximamente: ¿De qué pueblo es y quienes son sus padres y hermanos? (Trabajo que ya tengo avanzado, pero que es muy complicado por los miles de documentos que hay que revisar. Les anuncio que tubo un hermano con una gran preparación intelectual…). ¿En qué pueblo nació?. ¿Qué fecha y dónde fue consagrado Sacerdote, qué estudios realizó, cuál era la formación de los clérigos en la Diócesis de Coria en esa época, por qué ni era ilustrado ni afrancesado…? Preguntas y más preguntas que tendremos que ir demostrando con documentos que en algunos casos ya obran en nuestras manos y otros que sabemos dónde conseguirlos…Como están viendo todo a través de las fuentes documentales, ya que el todo que se va conformando con “las pinceladas” se llamara “Villanueva de la Sierra, Don Ramón Bacas Roxo y la Fiesta de Árbol a través de las fuentes documentales”.

Madrid, 3 de marzo de 2018.

Severiano de Cáceres Anaya.

[1] Archivo Diocesano de Coria-Cáceres. Microfilmación realizada el 7-11-1988, nº rollo 257. Filmado por la Sociedad Genealógica de Utah. (Centro Historia Familiar. Madrid). F. 98.

[2]Sacerdote destinado en una parroquia por el prelado para que haga las funciones de párroco, por vacante, enfermedad o ausencia del propietario

[3] Teniente de una Parroquia( Es el sacerdote que colabora con el párroco y con su autoridad), corresponde a lo que ahora se dice vicario parroquial (Es el sacerdote que colabora con el párroco).

[4] Ibídem Folio 99

[5] Ibíden. Folio 223

[6] Archivo Diocesano del Obispado de Coria-Cáceres. Libro 16 /Folio 208.

[7] También es Teniente de la Parroquia de Villanueva( Es el sacerdote que colabora con el párroco y con su autoridad), corresponde a lo que ahora se dice vicario parroquia. Fue nombrado por la enfermedad de Don Ramón Bacas Roxo.

Diálogo con Don Ramón Bacas Roxo

SCA -Querido amigo Don Ramón: ¡Que “poquinos” años de amistad, qué “poquino” lo conozco y cómo complica la tranquilidad de esta mañana madrileña tan fresquita!

RBR -Jaaaaaa, Qué tienes ahora, no estás contento con la lluvia que vendrá estos días y que regará los árboles de toda la Península…

SCA -Ud. siempre, don Ramón, con su bondad, sencillez y humildad para distraerme de mis malos pensamientos, un poco “maquiavélicos”. ¿Es que Ud. no se entera cómo lo consideran algunos, es que no sabe lo que colocaron en la ley sobre la Fiesta del Árbol, o no se quiere enterar, es que no sabe…?

RBR -Amigo, ¿por tan “poquina” cosa te molestas?. Lo que surgió en Villanueva fue un hecho para beneficio, “utilidad” de tus paisanos, de Extremadura, España y el mundo entero. ¿Ves cómo las cosas sencillas, hechas con amor y con cabeza, perduran en el tiempo por más que sean realizadas en el último rincón del mundo?.

SCA -Mire Don Ramón, reviento si no le cuento mis malos pensamientos, que ya tuve anoche al enterarme que iban a publicar sobre la Fiesta del Árbol y claro sobre Ud., que al fin y al cabo, aunque sea cura, fue el que la inventó.

RBR -¡Calmaaaaaaaaa, mira que estás acelerado esta mañana, jaaaaaaa!.

SCA -Pero es que Ud. ¿ ya no lee?.

RBR -Mira, niño, no recuerdas lo que, otro cura como yo, te dijo un día en Villanueva “Tienes que leerlo todo, escucharlo todo y callarlo todo”.

SCA -Ya me está Ud., Don Ramón, calentando más de lo debido y no aguanto más, que aunque Ud. sea un santo, yo no lo soy. Para que se entere un poco, que parece que ni se ha enterado ni se quiere enterar, ahí va lo que dicen de Ud. y perdone si le quito su calma y a lo mejor le pongo un poco de fuego y también se calienta. Mire lo que se dice:

La fiesta del árbol más antigua del mundo. Villanueva de la Sierra celebra cada año la iniciativa de un cura afrancesado que decidió reforestar el pueblo en 1805… No es de extrañar, pues, que fuera un cura, don Ramón Vacas, de inspiración afrancesada, quien aquel invierno de 1805 transmitió a los munícipes la necesidad de plantar árboles para reparar la pérdida de otros”[1].

No sabía Don Ramón que Ud. fuese un cura afrancesado, me duele en el alma que Ud. no me haya confiado hace años esa cuestión que, la verdad, me turba.

RBR -Te vuelvo a repetir que calmaaaaa y callaaaa, qué importan lo que digan de mí, lo importante es “La Fiesta del Árbol” y sobre todo que sea de “utilidad” a la humanidad, de tu pueblo Villanueva para toda la humanidad, ¿no te alegra y te tranquiliza semejante grandeza?. ¿No has visto lo lindo que salen en la foto tus paisanos y que lo positivo es que se hable de la Fiesta del Árbol. ¡Y todo eso a nivel nacional!…?

SCA-¡Cómo me quiere envolver Ud. con su calmaaaa!. Más que cura afrancesado parece Ud. un cura de sermones melifluos. Y se lo agradezco, Don Ramón, seguramente tiene Ud. la razón, pero ya sabe que no le voy a hacer caso, que no puedo con mi genio y que moriré en él o como decía otro amigo “las manías mías, por ser mías, son buenas…”.

Le voy a dar razones, Don Ramón, a ver si se entera Ud., que el frío de esta mañana le tiene las neuronas… ¡perdón, don Ramón, que no sé lo que digo!

Mire, vamos a razonar un poquito, y luego me dice Ud. si tengo razón o no.

1.- Leyendo la Resolución de 5 de diciembre de 2016, “la declaración de bien de interés cultural a favor de la Fiesta del Árbol en Villanueva de la Sierra” tampoco me quedo en el titular y como curioso de la historia en general y por supuesto de la de mi pueblo, paso a leer el ANEXO donde se relatan los “Orígenes, desarrollo y continuidad”. Me causa extrañeza y siento como un escalofrío cuando en Los inicios, leo que “lo que se celebró en Villanueva de la Sierra fue una fiesta francesa del Árbol de la Libertad pues el padre Bacas era un clérigo ilustrado y afrancesado”. Más sobresalto me llevo cuando tal afirmación viene del prestigioso Ingeniero de Montes Don José Miguel Sierra Vigil.[2]

SCAA estas afirmaciones, don Ramón, en voz alta le comento:

1.-El Semanario de Agricultura y Artes lo creo Carlos III

Semanario de agricultura y artes dirigido a los párrocos” cuya finalidad era el impulso hacia la reforma de la agricultura durante el reinado de Carlos III y vino de mano de las Sociedades de Amigos del País[3] creadas por su ministro José Gálvez[4]. Y Campomanes[5], influido por la fisiocracia[6] centró su atención en los problemas de la agricultura. En su Tratado de la Regalía de la Amortización, defendió la importancia de ésta para conseguir el bienestar del Estado y de los ciudadanos y la necesidad de una distribución más equitativa de la tierra.

El Semanario de agricultura y artes dirigido a los párrocos” fundado el año 1776-77 por Decreto de Carlos III tenía por finalidad, según el Nº 1 “Instruir al pueblo, por medios de maestros de la moral, en las labores del campo, economía rústica, artes y oficios necesarios a la vida…dirigido a los párrocos, que su Real Orden Comunicó a los Prelados Eclesiásticos…”[7].

La formación de Don Ramón Bacas Rojo no es afrancesada y su amor a la naturaleza no procede de esa afirmación sin base y gratuita de que “era afrancesado”

2.- Lo que escribe D. Francisco Antonio Zea es ”¡Oxala no nos hubiera ocultado el suyo el ilustrado y zeloso eclesiástico ha promovido un hermoso plantío en Villanueva de la Sierra, interesado en su conservación y adelantamiento a los demás eclesiásticos y Abencerrajes del pueblo!” ( D. Francisco Antonio Zea).[8]

No se habla de árbol de la Libertad. Nos gustaría saber por qué las afirmaciones de D. José Miguel Sierra Vigil “Y al árbol le denominó Libertad o Árbol de la Libertad, por lo que podemos afirmar con seguridad que lo que celebró el pueblo fue la fiesta francesa, republicana y jacobina del Árbol de la Libertad”.[9]

3.-Como es citado por primera vez por Costa, y reproducido por Codorníu “La fiesta consistió en la plantación de álamos en el valle del Exido y Arroyada de la Fuente de la Mora, decidiendo dar a la empresa un aire festivo, “no sólo para excitar los ánimos, sino para fijar en ellos la idea de su mérito y utilidad”, disponiendo de un banquete y baile, para después de haber, solemnemente, hecho la plantación.

Aparentemente el esquema es el de la plantación del Árbol de la Libertad, pero hay algunas diferencias, en primer lugar se hace plantación de más arbolado y, la descripción que nos ha llegado, nos la da como festejo municipal, sin ningún tipo de exaltación del Estado, lo que estaría justificado ya que, no era prudente en la España de Carlos IV hacer exaltación de banderas francesas revolucionarias, pero tampoco era razonable asociar en 1805 la bandera de los Borbones con la idea de la libertad”.[10]

4.-El obispo de Coria Juan Álvarez de Castro  

Un testimonio que apuntala que nuestro Don Ramón Bacas Rojo no es clérigo afrancesado (como lo llama D. José Miguel Sierra Vigil) es el ejemplo que nos da el Obispo de Coria-Cáceres entre los años 1724-1809 y que por supuesto se lo inculca a su sacerdotes en primer lugar y luego a sus fieles.

La existencia -aunque todavía minoritaria— de un episcopado y un clero afrancesado y colaboracionista e incluso los torpes intentos de reconciliar al liberalismo con la Iglesia puestos en práctica más tarde, ponen de relieve la licitud y necesidad de una resistencia en el terreno cultural y político fundamentada religiosamente a pesar de la oposición de algunos por muy arriba que éstos se sitúen. Por eso recordamos las palabras Vázquez de Mella:

Cuando no se puede gobernar desde el Estado, con el debes se gobierna desde fuera, desde la sociedad, con el derecho ¿ Y cuando no se puede, porque el poder no lo reconoce? Se apela a la fuerza de mantener el derecho y para imponerlo. ¿Y cuando no existe la fuerza? ¿Transigir y ceder? No, no,   entonces se va a las catacumbas y al circo, pero no se cae de rodillas, porque estén los ídolos en el capitolio”.

Eso hizo el obispo Álvarez de Castro: sellar con su sangre la fidelidad a su fe, y por eso, dos siglos después de su mugirle lo podemos seguir considerando un testigo en unos tiempos sometido a cambios: STAT CRUX, DUM VOLVITUR ORBIS — El mundo no deja de girar pero la Cruz permanece”. [11]

5.-Cartas Pastorales contra la invasión francesa

Resumiendo sus cartas: EI obispo cauriense viene a decir en la primera carta pastoral que el miedo a lo que estaba ocurriendo y a lo que podía empeorar, lo hizo animar para exhortar a todos a las armas.

Expresa su alegría por la Juntas Supremas de cada provincia y apoyó todas sus acciones liberadoras en lo que pudo. Hay que fijarse a que detalles desciende y exhorta a guardar los secretos militares, medida indispensable para la victoria.

Dice en la primera carta pastoral: “Nos D. Juan Álvarez de Castro [etc….] Habiéndose notado por la Suprema Junta de Gobierno de la Provincia que muchas personas malévolas, seducidas y pagadas por nuestros enemigos, han causado muchos desórdenes y tumultos en algunos pueblos al tiempo que se hacían los alistamientos, sembrando entre los alistados la cizaña […] sobre cuyos particulares ha tomado ya dicha Suprema Junta las disposiciones que se ha juzgado convenientes [… ] y siendo preciso que los párrocos, eclesiásticos y religiosos contribuyan por su parte á fines tan piadosos y de los que depende la conservación de nuestra Santa Religión de nuestro amado Monarca y de la Patria, mandamos E…] prediquen, exhorten y persuadan en público y privadamente la estrecha obligación en que todos se hallan de reunirse á un solo fin de respetar y venerar a las Justicias, defender la Religión, olvidar resentimientos particulares y derramar hasta la última gota de sangre en el caso de que sea necesario“. [12]

Con la segunda carta en la mano podemos llegar a estas reflexiones. Las gentes, en aquellas circunstancias , parecían movidas por un resorte muy especial. Sólo les fallaba la fórmula para unirse y lanzarse todos hacia el objetivo.

Le facilitó al Alcalde de Móstoles —como él necesita muchos la nación española— llamando la atención sobre las pérfidas intenciones francesas y advirtiendo del peligro que acecha a la patria.

Reaccionaron: Aristocracia, Iglesia, grupos liberales, hasta jóvenes jacobinos según afirmaba el seminario Alfa y Omega.

Todos, como enemigos de Napoleón imperialista, ladrón e invasor de un pueblo con el que no tenía ninguna clase de problemas. Le llevó a ello su afán de dominar pueblos y gentes”. [13]

Y para que también esté claro el tema de la ilustraciónEn 1792 el obispo acogió a 14 sacerdotes huidos de la persecución iniciada en Francia, fruto inmediato de la Ilustración. El Obispo Álvarez de Castro les dispensó toda clase de protección hasta que pudieron volver a su país”.

Le recuerdo algo más, amigo don Ramón, ¿acaso no fue Ud. uno de los causantes de que dos obispos fueran defendidos en Villanueva de las tropas francesas?

En abril de 1809 y viniendo en dirección contraria llegó hasta Hoyos el Ilmo. Sr. Obispo de Tuy, D. Juan García Benito, quien desde Oporto huía de los invasores. Alguien lo condujo desde la portuguesa ciudad del vino a la Sierra de Gata penetrando por alguno de los muchos pasos que tiene la llamada entre los habitantes de una y otra parte Raya. Álvarez de Castro lo acoge como auténtico hermano en el episcopado. Pero con el revuelo armado por el descenso de la división de Lapisse se juzgó oportuno trasladar a ambos obispos a Valverde del Fresno. Desde este pueblo, fronterizo todo su término municipal, y la frontera empezó a tener peligro fueron llevados al extremo opuesto. A Villanueva de la Sierra, más al interior. Se lo pensarían bien porque esos pueblos miran más a Plasencia y por allí andaba con otros miles de soldados gabachos el Mariscal Soult. Los obispos estaban en Villanueva de la sierra el 29 de abril de 1809. Regresó de Villanueva de la Sierra ¿cuándo? Hasta tres meses, afirma alguno que residió allí. Otros afirman que se volvió a los pocos días a Hoyos, “más enfermo y cansado que nunca”. Las cosas ya fueron de mal en peor. La ciudad episcopal de Coria cedió enseguida al asedio. las tropas francesas con el estilo ya sabido hicieron, exigieron y amenazaron.

Los serragatinos habían montado por toda la comarca, incluso fuera de ella, un verdadero servicio de espionaje. Apenas se notaba algún movimiento o mar-cha desde Ciudad Rodrigo hacia Coria o Alcántara se ponían en marcha todos los servicios posibles para ocultar objetos de valor o para iniciar la huida. Especialmente había un servicio común. Sacar al obispo enfermo y ascender con él a las montañas alejándose de la acción destructora y letal que parece era lo que pretendían estos soldados de la Ilustración”. [14]

RBR -Bueno chico, no te pongas así. Ya veo que a tu seguro que te gusta más lo que me tratan con benevolencia.

-Tienen Ud. razón. Me gusta por ejemplo lo que dicen otros:

1.- “Por lo que redunda en honor de la Patria, debemos hacer constar que, según testimonio del célebre patricio Joaquín Costa[15], la primera “Fiesta del Árbol” de que se tiene noticia es la que se celebró en Villanueva de la Sierra (Cáceres), en 1805, por iniciativa de un eclesiástico que penetrado de la trascendencia que tendría el repoblar de álamos algunos lugares del término y convencidos de cuanto importa dar a estas empresas el aire de fiesta no sólo para excitar los ánimos, sino para fijar en ellos la idea de su mérito y de su utilidad, convocó a las juventudes por medio de sus respetables párrocos y señores alcaldes D. Pedro Arquero[16] y D. Andrés Hernández, disponiendo un banquete y bailes para después que solemnemente se hubiese hecho el plantío proyectado”

“Por otro conducto —el de las autoridades actuales de Villanueva de la Serena[17] que nos han facilitado antecedentes— se sabe que dicha fiesta tuvo lugar un Domingo o Martes de Carnaval[18], continuándose en años sucesivos la exaltación de la misma hasta que la muerte de algunos de los iniciadores o tal vez los aires de la revolución en pro de nuestra Independencia Patria dieron al traste con la magnífica idea”.

2.- “la Fiesta del Árbol es de origen español; pues es él el que nos dice que la primera fiesta dándola este carácter que en el mundo tuvo lugar, fué celebrada (según documentos oficiales) en el pueblo de Villanueva de la Sierra, de la provincia de Cáceres, en el año 1805, correspondiendo la iniciativa de su celebración a un virtuoso sacerdote, el cual, por estar plenamente convencido de la beneficiosa acción del arbolado, realizó, en unión de sus feligreses, una amplia plantación de álamos; acto que revistió el carácter de fiesta solemne, seguida de banquete y baile, que hiciera excitar los ánimos y resaltar el mérito y la utilidad de ella, eligiendo como lugar verdaderamente apropiado para su celebración el valle del Exido y la arroyada de la Fuente de la Mora, hechos que nos son referidos en el siguiente escrito de aquella época: «Convencido el vecindario de Villanueva de la Sierra de cuánto importa dar a estas tan patrióticas y reproductivas empresas el ayre de una solemne fiesta, no sólo para poder fijar en ellas con tanta claridad la idea de su mérito, sino también la de su utilidad, fué convocada la juventud toda de dicho pueblo por medio de su respetable párroco, D. Pedro Barquero, y de su señor alcalde, D. Andrés Fernández, disponiendo, a los consiguientes efectos, un banquete y bayle para después que solemnemente se hubiera hecho el plantío de álamos que se había proyectado.»

Dicho señor párroco, en el acto de la celebración de la referida fiesta (hace ya

ciento veinte años), se expresó en los siguientes términos: «Nuestra lamentable desidia y nuestra harto culpable indulgencia para con aquellos malos patriotas que contribuyen a sacrificar la utilidad pública en pro solamente de sus intereses particulares, ha servido para arruinar los antiguos y beneficiosos arbolados de este término, que tantas veces contribuyeron a reparar nuestro cansancio, defendiéndonos al mismo tiempo de las inclemencias del calor y de la lluvia, proporcionándonos a su vez a nuestra respiración un ambiente perfumado y saludable. Por consiguiente, tenemos que ser nosotros los que, conscientes de nuestro primordial deber, y hasta obrando por natural y espontáneo instinto de conservación, debemos reparar con premura esa pérdida tan dañosa, imitando a estos fines el aquel tan ferviente y tan patriótico celo desplegado con estos propósitos por nuestros mayores…[19]

3.- Extremadura, cuna de la Fiesta del Árbol[20]

(Tomado del discurso pronunciado por el médico de la Compañía de los ferrocarriles de Madrid a Cáceres y Portugal, D. Sergio Pesado Blanco, en la Solemnidad Fiesta del Árbol celebrada en la estación de Plasencia-Empalme, el 14 mayo de 1916)

 

Yo quería deciros algo acerca de la cuna del origen de la Fiesta del Árbol, de esta fiesta á la que anualmente rinden justo homenaje todos los pueblos de aquende y allende los mares. Yo quería deciros que esta Fiesta del Árbol es nuestra, que es española, que no es exótica, o lo que es lo mismo, que no nos ha sido importada, como algunos creen y aun se ve consignado en algunos libros dedicados á lectora de los niños, y yo os afirmo más, y es: que es ex-tremeña, porque la primera vez que se celebró en el mundo, fué en un pueblo de esta nuestra provincia de Cáceres, conocido con el nombre de Villanueva de la Sierra, no muy distante de aquí, y perteneciente á la diócesis y partido judicial de Coria, en el último año del primer lustro del siglo que hace diez y seis finalizó.

En Septiembre del año 1801 fue á regir los destinos de la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de le Asunción, del referido pueblo, en eximio patriota. un virtuoso sacerdote, que se llamó en vida D. Ramón Bacas Roxo, exacto cumplidor de sus deberes en todo lo referente á su sagrado ministerio, el que con sus bondades y delicado y afable trato, muy pronto fue apreciado y querido de sus feligreses. Este ministro de Jesucristo que, sin duda, estaba adornado, además de un claro y privilegiado talento, de un espíritu de observación excepcional, y que se interesaba por sus feligreses, no sólo en lo que á la salvación de sus almas se refería, sino también a su corporal bienestar, observó y meditó, uno y otro día, acerca de la carencia de arbolado dentro y fuera de la población que habitaba, y dándose perfecta cuenta de lo beneficioso que para el hombre es el árbol, económica é higiénicamente concibió, seguramente, la idea, en sus solitarios paseos, y en la tranquilidad de su despacho, de proveer, de dotar á sus convecinos de los beneficios y excelentes ventajas que consigo lleva la presencia y vecindad de ese vegetal.

El Sr. Bacas Roxo tuvo la fortuna de concebir, por fin, una idea que interesara á sus feligreses en favor del árbol. Esta idea, que le ha hecho inmortal, consistió en llevar al ánimo de todos sus feligreses, valiéndose de su persuasiva y evangélica palabra, de dedicar un día de cada año á plantar árbo-les; día que llamó Fiesta del Árbol, frase simpática que hoy corre de boca en boca y en todos los idiomas, por toda la redondez de la tierra.

Ese feliz pensamiento del Párroco de Villanueva de la Sierra, fué acogido con el aplauso y beneplácito unánime de aquel vecindario, llegando, por último, el fausto día de la celebración de la ansiada fiesta (en Abril, según mis noticias), en el año de 1805, fiesta que en su organización fué ayudado eficazmente, el repetido sacerdote, por D. Pedro Barquero del Castillo y D. Andrés Hernández Gordito, Alcaldes primero y segundo, respectivamente, del aquél ya histórico Ayuntamiento, celebrándose aquel cívico-religioso festival con gran pompa y asistencia del pueblo en masa con sus Autoridades á la cabeza, los niños de ambos sexos de las escuelas con sus Profesores y gran número de personalidades más distinguidas de los pueblos inmediatos, levantando al final la correspondiente acta firmada por el Párroco y Autoridades, documento que también suscribieron todos los asistentes que pudieron o supieron, y que se conserva en el archivo de aquel Concejo, siendo los encolares niños los encargados de la plantación de los árboles, corno asimismo de sus cuidados y custodia ulterior, operación que repitieron en la Fiesta del Árbol de los años sucesivos, no muchos, por desgracia, pues se vieron obligados á suspende, la á causa de los grandes trastornos que nuestra nación sufrió con motivo de la guerra de la Independencia, que todos por la historia conocéis; suspensión que fué definitiva en aquella lejana época, por el fallecimiento de su inventor el día 22 de Julio de 1818.

De los numerosos árboles que en aquella primera Fiesta del Árbol, de grata memoria para los españoles en general, y en particular para nosotros los ex-tremeños, fueron plantados, aún se yergue majestuoso en el egido de Villanueva de la Sierra un corpulento y copudo álamo negro, como testigo viviente para reclamar, sin duda, la prioridad de esta fiesta para dicha Villa. Este árbol, célebre por su significación gloriosa, ¿no entendéis conmigo que debía ser objeto de atención preferente por nuestros Poderes públicos, á fin de aislarle y atenderle por persona competente y dependiente de la Administración del Estado? ¿No es acreedor ese repetido árbol a que por todos los medios posibles se le conserve todo el tiempo que pueda ser, para orgullo y gloria nacional, como los vascos conservan desde hace siglos el roble de Guernica, símbolo de sus libertades?

Por lo que antes he dicho, y por el acto que en este momento lleváis a efecto, la Fiesta del Árbol no fué sepultada con el cadáver de su inventor. La idea de esta fiesta flotó durante mucho tiempo cobre la modesta y fría tumba de nuestro inmortal paisano, hasta que abandonando algunos años después aquel santo lugar del sueño eterno, cruzó el vasto Océano para ir á parar a ese gran pueblo que se llama República norteamericana, siendo recogida con singular

aprecio en 7872 por el Estado de Nebraska, desprovisto en absoluto del arbolado, donde en tal año, siendo á la sazón su Gobernador Mr. Herlin Morton, se celebró por primera vez, en aquel lejano país, nuestro indiscutible festival, extendiéndose la Fiesta del Árbol por toda aquella vasta nación en muy pocos años, produciendo siempre riquezas y beneficios incalculables, como los produjo en dicho Estado de Nebraska, donde desde el año citado de 7872, hasta el 7907, sus escuelas de niños han plantado la enorme cifra de más de mil millones de árboles.

Ese hermoso ejemplo que los Estados Unidos americanos daban al mundo entero, no podía ser desatendido por las naciones europeas, y prueba de ello es que se apresuraron a recogerle, haciendo obligatoria nuestra tantas veces repetida Fiesta del Árbol, desde hace algunos lustros. En España, también lo es, pero, señores, ¿solo desde la fecha que al principio mencioné, o sea el 5 de Enero de 1919; cuando por lo que llevo dicho acerca de su origen, comprenderéis debla haber sido la primera nación que la hubiera dado carácter oficial y, por ende, obligatoria. ¿Pero qué le vamos á hacer?

La apatía que funestamente nos ha acompañado siempre, así lo ha querido, como ha consentido que otras importantes ideas e inventos de nuestros gran-des hombres se hayan aprovechado de sus ventajas antes que nosotros los pueblos extranjeros, más celosos de su prosperidad que el nuestro, y prueba lo que os acabo de decir es, que España ha sido la última nación que recoge el fruto de la invención del inmortal sacerdote extremeño, D. Ramón Bacas Roxo”

RBR -Para paraaaaa que somos amigos y quiero tu amistad, no tu alabanza

SCA-Pero, don Ramón ¿cómo vas a ser tu afrancesado si en julio del año 1808, Don Ramón Bacas Roxo, entrega una cantidad de dinero para la causa de la Guerra contra los franceses?

image012

RBRYa veo que lees mucho sobre la Fiesta del Árbol y mi persona, pero esta mañana te recordaré las mismas palabras que pronuncié aquél 26 de febrero de 1805:

 Señores eclesiásticos y pudientes: Nuestra desidia y una culpable indulgencia con los que sacrifican la utilidad pública a sus intereses, han arruinado los antiguos árboles que tantas veces repararon nuestros cansancios, nos defendieron de la inclemencia del sol y de las lluvias, y dieron a nuestra respiración un ambiente fresco y saludable.

Nosotros debemos reparar esta pérdida imitando el celo de nuestros ascendientes. La juventud ha desempeñado esta obligación por su parte, plantando un crecido número de árboles, pero aún restan sitios amenos susceptibles de estas plantas. Perfeccionemos esta obra que alabará la posteridad, vistiendo de nuestros álamos nuestros valles, fuentes, paseos, para que nuestros nietos reposen a su sombra y nos bendigan; y miremos adelante con ceño, y con horror la pérfida mano que intentare aplicar la segur a sus troncos, o a sus ramas” D. Ramón Bacas (Vacas) Rojo (Roxo)[21]

 Amigo don Ramón, también te diré a ti y a mis paisanos que:

Seguramente todos nos hemos preguntado alguna vez dónde estudió, quién le inspiró la idea, por qué…Personalmente afirmo que D. Ramón era un buen pastor para Villanueva y que por tanto cuidaba las almas y los cuerpos, sin hacer dicotomías ni divorcios…él era un pastor que no se había quedado con lo estudiado el seminario sobre teología y también lo que ahora llamamos ciencias naturales[22] y estudiaba cada día, leer para no aburrir a sus feligreses de Villanueva con sus “sermones” (homilías) y también para ayudarles en lo material y muy especialmente en la agricultura. Para ello contaba con el “Semanario de agricultura y artes dirigido a los párrocos” y lo leído, por su amor, se convirtió en la Fiesta del Árbol.

RBR-Gracias, amigo, por tu amistad. Ahora en calma te siento mejor amigo.

SCA-Un atrevimiento más, amigo don Ramón, sé que reposas en la Iglesia de Villanueva y que el 22 de julio del presente año cumples 200 años de tu partida a la casa del Buen Dios, te tendré presente esté donde esté, pero ¿algún encargo para mis paisanos de Villanueva?

RBR -Diles que gracias por todo y que cada día los quiero más tal y como son.

SCA-Gracias por tu bondad, amigo don Ramón. Gracias…

Madrid, 27 febrero de 20018.

Severiano de Cáceres Anaya

[1] El País, 27 febrero 2010.

[2] Resolución de 5 de diciembre de 2016, de la Secretaria General de Cultura, de la Presidencia de la Junta, para la declaración de bien de interés cultural a favor de la Fiesta del Árbol en Villanueva de la Sierra, con carácter de bien inmaterial.

[3] Las sociedades económicas de amigos del país son unas asociaciones surgidas en la segunda mitad del siglo XVIII en España —aunque también existieron en otros países europeos, cuya finalidad era difundir las nuevas ideas y conocimientos científicos y técnicos de la ilustración. Nacieron en el reinado de Carlos III reinado de Carlos III , quien las puso bajo la protección real para que fueran un instrumento del reformismo borbónico.

[4] José Bernardo de Gálvez y Gallardo, marqués de Sonora, jurista y político español. Es el segundo hermano de la familia Gálvez y el que llegó a tener mayor influjo político. Se le considera uno de los principales impulsores de las reformas borbónicas.

[5] Pedro Rodríguez de Campomanes y Pérez, primer conde de Campomanes fue un político, jurisconsulto y economista español. Ministro de Hacienda de Carlos III en 1760.

[6] FISIOCRACIA: Doctrina económica que sostenía que la riqueza provenía exclusivamente de la explotación de los recursos naturales propios de cada país y del libre cambio de los productos de los diversos países entre sí, y que sostenía, además, la existencia de un orden natural de las sociedades humanas, y por consiguiente el deber de no inmiscuirse el estado en la vida económica del país.

 

[7] Semanario de agricultura y artes dirigido a los párrocos. 28/11/1796, n.º 1. Biblioteca Nacional de España (documento digitalizado)Pág. IV (Introducción).

 

[8] Semanario de agricultura y artes dirigido a los párrocos. 24/10/1805, n.º 460. Biblioteca Nacional de España (documento digitalizado).Pág. 258.

[9] En Resolución y José Miguel Sierra Vigil, o. c. Pág. 39.

[10] Ricardo Codorníu y Státiro, “Hojas Forestales”, Madrid año 1912. Pág. 97-98 Y el mismo autor en: “La fiesta del Árbol. Recuerdos, datos, consejos, himnos, poesías, máximas y pensamientos”. SEGUNDA EDICIÓN. índice bibliográfico 6,34 (064,5). Madrid. Imprenta Alemana . Fuencarral, 137. 1915. Pág. 3.

 

 

[11] JESÚS MORENO RAMOS, “MONS. JUAN ÁLVAREZ DE CASTRO Y MUÑOZ, OBISPO DE CORIA (1790-1809) (Estudios en el bicentenario de su muerte en la Guerra de la Independencia), UPSA, Diócesis de Coria-Cáceres, Cáceres 2010

[12] Citado por JESÚS MORENO RAMOS. Pág. 60. Pastorales de D. Juan Álvarez de Castro, Obispo de Caria, sobre las asuntos del día, la primera dada en 30 de junio y la segunda en 20 de septiembre de este año, Madrid, Imp. de la Hija de Ibarra. 1808. (Archivo y Biblioteca de la Diputación de Cáceres).

 

[13] JESÚS MORENO RAMOS, Ibídem Pág. 39.

[14] Ibídem. Pág.42

[15] La Fiesta del Árbol; edicción facsímil de la Fundación Joaquín Costa y el Instituto de Estudios Altoaragoneses. Huesca, 1997.

 

[16] (Barquero)

[17] Sierra.

[18] 26 de febrero martes de carnaval de 1805.

[19] AYUNTAMIENTO DE MADRID. RECUERDOS , DATOS , CONSEJOS , POESÍAS HIMNOS , MÁXIMAS Y PE NSAMIENTOS DEDICADOS A LA “FIESTA DEL ÁRBOL Y DEL P Á J A RO” POR EL EXCMO. E ILMO. SEÑOR Don Hilario Crespo Gallego VOCAL DE LA JUNTA MUNICIPAL DE ENSEÑANZA, Madrid 1926. Imprenta Municipal. Págs. 5-6

 

 

[20] Tomado del discurso pronunciado por el médico de la Compañía de los ferrocarriles de Madrid a Cáceres y Portugal, D. Sergio Pesado Blanco, en la Solemnidad Fiesta del Árbol celebrada en la estación de Plasencia-Empalme, el 14 mayo de 1916. (Págs. 128 y 129. España Forestal. Año 11. Nº 14. Junio de 1916)

[21] Semanario de agricultura y artes dirigido a los párrocos. 24/10/1805, n.º 460. Biblioteca Nacional de España (documento digitalizado)Págs. 258-59.

[22] Ciencias que estudian asuntos relacionados con la naturaleza.